Treinta años de aborto legal en Estados Unidos, Magaly Llaguno

Treinta años de aborto legal en Estados Unidos

Magaly Llaguno

 

 

El 22 de enero de 1973, dos fallos del Tribunal Supremo de Estados Unidos: Roe v. Wade y Doe v. Bolton, abrieron las puertas a la matanza de inocentes criaturas por nacer. En esos 30 años, murieron 41,216,423 bebés concebidos que no llegaron a nacer (1).

El efecto de estos dos fallos ha sido que el aborto es legal para cualquier mujer o jovencita sin importar su edad y por cualquier motivo durante los primeros siete meses de embarazo y también prácticamente por cualquier razón después de esa etapa (2). De hecho, debido a otros dos fallos del Tribunal Supremo posteriormente, una mujer casada se puede practicar un aborto sin que su esposo se entere y sin que éste pueda evitarlo, y una menor de edad también puede abortar, sin el consentimiento de sus padres (3).

Según el proabortista Instituto Guttmacher, que es el brazo investigador de la Paternidad Planificada, principal proveedor de abortos en Estados Unidos y filial de la IPPF (Federación Internacional de Planificación de la Familia); “Estados Unidos tiene uno de los más altos índices de aborto entre los países desarrollados” (4).

También ha informado el Instituto Guttmacher, que el número de abortos practicados por el horripilante método llamado “aborto de nacimiento parcial”, se ha triplicado desde 1996 (5). El procedimiento, mediante el cual se extrae el cuerpo del bebé del útero materno (excepto la cabeza) y se le succiona el cerebro mientras todavía está vivo, sigue siendo legal actualmente a pesar de los esfuerzos que se han hecho para impedir que continúe llevándose a cabo. Aunque el Instituto Guttmacher informó que en el año 2,000 se practicaron 2,200 (crímenes de este tipo), Ron Fitzsimmons, director ejecutivo del National Coalition of Abortion Providers (asociación de los que practican el aborto en Estados Unidos), había declarado que en 1997 ya se estaban practicando entre 4 y 5,000 abortos de este tipo anualmente, “en la gran mayoría de los casos…en mujeres saludables cuyos fetos también eran saludables” (6). De hecho, si como afirma el Instituto Guttmacher el número de abortos practicados por este procedimiento se ha triplicado, muchos más miles de bebés nonatos están sufriendo esta horrible y dolorosa muerte anualmente, en las últimas etapas de su desarrollo intrauterino.

Según la entidad gubernamental CDC (Center for Disease Control – Centro para el control de las enfermedades) en 1995:

Casi la mitad de las mujeres que abortaron en Estados Unidos no tenían otros hijos;

El 44% de las que abortaron ya se habían practicado al menos un aborto;

El 20% de las que abortaron eran casadas y el 80% eran solteras (7).

Actualmente, el más alto índice de abortos provocados lo tienen las jóvenes de 18-19 años de edad: constituyen el 56% de cada 1,000 mujeres que se practican abortos (8). En 1973 (cuando se legalizó el aborto), la cifra de abortos provocados era 615,831. Para 1997 ya había llegado a 1,184,758 (9). Si continúan las actuales tendencias en Estados Unidos, alrededor del 43% de las norteamericanas se habrán practicado un aborto al llegar a los 45 años de edad (10).

Todos estos hechos prueban que cuando se legaliza el aborto, éste se convierte en un método más de control de la natalidad; una mortal alternativa, que se usa cada vez más, al fallo de los inmorales anticonceptivos (de los cuales, los más usados, excepto el preservativo, son abortivos). También prueban que un mayor número de mujeres y jovencitas se arriesgan a tener relaciones sexuales pre y extramatrimoniales, cuando cuentan con el aborto como un modo de evitar la consecuencia de un embarazo no deseado.

La Declaración de Independencia de Estados Unidos dice: “Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres han sido creados iguales, que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, que entre éstos están la vida, la libertad y la consecución de la felicidad.” Recemos por Estados Unidos, para que de verdad se cumpla lo que también proclama su propia declaración de fidelidad a la bandera: “justicia para todos”.

 

Notas: 1. Website de Focus on the Family, 1-15-03, www.family.org. 2. “The Status of Abortion in America”, website de Focus on the Family, 1-15-03, www.family.org. 3. “Creciente liberalización del aborto”, website de Vida Humana Internacional, http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/liberalizacion.html, en la sección: “Las leyes del aborto en Estados Unidos”, http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/leyes.html. Ver también “Legalización del aborto a petición” en esa sección: http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/aborto-peticion.html. 4. “Facts in Brief”, Alan Guttmacher Institute, 1995, New York, N.Y., citado en el website de Focus on the Family, 1-15-03, www.family.org. 5-6. “Guttmacher Survey of Abortion Providers Finds Reported Number of Partial-Birth Abortions More than Tripled”, nota de prensa del National Right to Life Committee, emitida el 14 de enero del 2003, citada en el website de dicha organización National Right to Life Committee, www.nrlc.org. 7. Citado en “The Status of Abortion in America”, website de Focus on the Family, 1-15-03, www.family.org. 8. Informe del Instituto Guttmacher, citado en “The Status of Abortion in America”, website de Focus on the Family, 1-15-03, www.family.org. 9-10. Ibid.

 

Treinta años de aborto legal en Estados Unidos, Magaly Llaguno
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *