Sentencia 5-4-1993 sobre el Estatuto del Embrión Humano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar Sentencia 5-4-1993 sobre el Estatuto del Embrión Humano

I
. ANTECEDENTES

 

 

 

 

1.- El Juzgado de Instrucción número 1 de Palencia instruyó Procedimiento Abreviado con el número

17 de 1990, contra Marta y otros, y, una vez concluso, lo remitió a la Audiencia Provincial de dicha Ciudad

que, con fecha veintidos de Noviembre de mil novecientos noventa y tres, dictó sentencia que contiene los

siguientes HECHOS PROBADOS: “PRIMERO.- A) El día 19 de Julio de 1.984 se encontraba de de Guardia

Marta , mayor de edad y sin antecedentes penales, como DIRECCION002 , adscrita al servicio de

Toco-Ginecología de la Seguridad Social -INSALUD- del Hospital DIRECCION000 , hoy DIRECCION001 ,

de esta ciudad de Palencia. En el mismo servicio sanitario, con contrato temporal con igual institución se

encontraba de guardia, como médico especialista en ginecología, Valentina , mayor de edad y sin

antecedentes penales, siendo ésta su cuarta guardia en mencionado Hospital.- B) Hacia las 0,30 horas de

dicho día la esposa de Rubén , Dª Ariadna , que se encontraba hacia las 37 semanas de embarazo, “rompió

aguas” siendo éstas oscuras pero, como quiera que no tenía dolores y el pronóstico del parto era para

finales de mes, permaneció en su domicilio hasta las tres de la mañana en que, al sentir con mayor

frecuencia los dolores, decidió el matrimonio ir al hospital citado donde llegaron como una hora después, a

las cuatro de la mañana. Fue recepcionada, después de otros controles, por la DIRECCION002 Marta quién

la interrogó sobre los datos precisos para su ingreso y entregando, la propia Ariadna , su cartilla sanitaria de

embarazada en la que constan los datos e incidencias de su estado. La DIRECCION002 rellenó la orden de

ingreso por orden de la doctora de guardia y la hoja histórico-clínica del parto en cuanto a los datos de la

primera exploración excepto el nombre del médico de guardia que como queda dicho era la doctora Dra.

Valentina . En esta ocasión la “paciente” indicó a Marta que había roto aguas y que éstas eran sucias.- C)

Ingresada Ariadna en la Sala de dilatación de inmediato, la propia DIRECCION002 la monitorizó por creer

necesario detectar los tonos cardiacos del feto. Se ausentó breves instantes, y, a su regreso, volvió a ser

conectada con su correspondiente cinturón a la máquina por así ver las gráficas e incluso oir sonidos

pudiendo, en su caso, cotejar la mecánica sucesiva del parto. Después de esto visitó y observó otra vez

Marta a Ariadna pero la DIRECCION002 no instó la asistencia de ningún médico, pese a que la constaba

encontrarse de guardia del servicio, la Dra. Valentina , y que se estaba en la Sala de descanso y en su

poder un busca para el evento necesario o urgente de atención a alguna de las parturientas ingresadas u

Centro de Documentación Judicial

1

otra emergencia.- D) Llegadas las ocho de la mañana, momento de finalizar la guardia de noche la médico

de guardia, la acusada Valentina , que desde las tres de la mañana no había aparecido en la zona en que

se encontraba su servicio, entró en la Sala de Dilatación y al ver a Ariadna que continuaba monitorizada se

percató de la gráfica que desarrollaba la máquina, se impresionó y la monitorizó internamente a fin de

detectar y confirmar la vitalidad del feto para, una vez comprobado, vió la gráfica y la presencia de DIPS-2,

el dato de la albúmina; la dilatación, la rotura de aguas y la patente gravedad y trascendencia que reflejaba

un sufrimiento fetal decidió, ante la igualdad de datos que al momento del ingreso, la intervención por

cesárea.- E) La cesárea se efectuó sin incidencias destacables. El feto apareció con dos vueltas de cordón,

no prietas. El llanto del niño varón que nació, Pablo , no lo tuvo espontáneo precisando una ligera

reanimación. Su peso al nacer fue de dos kilos doscientos gramos. El Test de Apgar dió cinco-seis (5-6) al

primer minuto, para a los cinco minutos dar ocho-nueve (8-9) sobre un máximo de 10. Al nacer se le destinó

al servicio de pediatria del propio hospital, dónde quedó hasta su alta hospitalaria diagnosticándosele

parálisis cerebral que supone Encefalopatía secundaria o Sufrimiento Fetal, imposibilitado para su propio

desenvolvimiento en vida, con necesidad de asistencia continuada de otras personas y con un potencial de

vida normal si bien algo reducido. SEGUNDO.- Arturo , en tales fechas y en la actualidad, es

DIRECCION003 del servicio de Toco-ginecología de referida entidad hospitalaria de Palencia y, por ello,

organizador del mismo. En aquel entonces reiteraba indicacioanes de pronta y primera intervención del

médico de guardia a la llegada al servicio, así como la integración o rellenado de la hoja conocida como de

PARTO, en donde se hacia constar la primera exploración, simultánea a la recepción, bien realizada por la

DIRECCION002 o por el propio médico de guardia. En esta idea en la hoja de PARTO de Dª Ariadna

constan datos del primer reconocimiento rellenándose posteriormente el nombre de ésta doctora en donde

aparece, al principio de la hoja, PRIMERA EXPLORACION EN EL PARTO a las 5 del DIA 19 por Dra.

Valentina , dato este último, así como el de hora y día, cuyo autor no consta”.

2.- La Audiencia de instancia dictó el siguiente pronunciamiento:

FALLAMOS: Que debemos ABSOLVER y ABSOLVEMOS a Marta y Valentina del delito de

imprudencia temeraria de que las acusaba el Ministerio Fiscal y la acusación particular, así como las

ABSOLVEMOS de la falta del artículo 586-3 del Código Penal vigente en la fecha de los hechos, si bien ha

de condenárselas como responsables civiles a pagar, solidariamente y por iguales partes, la cantidad de

SEIS MILLONES DE PESETAS (6.000.000 pts.) de cuya cantidad responderá subsidiariamente, el

INSALUD. Asimismo, debemos ABSOLVER y ABSOLVEMOS a Arturo del delito de falsedad de que le

acusaba el Ministerio Fiscal y la Acusación particular, acordando dejar sin efecto cuantas medidas

procesales se hubieran acordado en su caso, declaramos de oficio la tercera parte de las costas procesales,

Marta y Valentina , cada una, correrá con las costas causadas a su instancia y las dos terceras partes

correspondientes a un Juicio de Faltas, éstas por mitad, sin comprender las de la acusación particular.-

Remítase al Juzgado de procedencia la pieza de responsabilidad de Valentina para que la devuelva

terminada con arreglo a derecho”.

3.- Notificada la sentencia a las partes, se prepararon recursos de casación por infracción de ley el del

acusador particular Rubén , y por vulneración de norma constitucional e infracción de ley sustantiva penal

los de las acusadas Marta y Valentina , que se tuvieron por anunciados, remitiéndose a esta Sala Segunda

del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su sustanciación y resolución, formándose el

correspondiente rollo y formalizándose el recurso.

4.- La representación del acusador particular Rubén basa su recurso en los siguientes Motivos:

PRIMERO.- Por inaplicación del artículo 565, 1º,3º, 4º y 7º del Código Penal, en relación con el 420.1º

también del Código Penal, según la redacción vigente de los mismos al tiempo de comisión de los hechos,

tanto en Dª Marta , como en Dª Valentina . Se interpone al amparo del nº 1 del art. 849 de la Ley de

Enjuiciamiento Criminal. SEGUNDO.- Por infracción de ley, con base al nº 2 del art. 849 de la Ley de

Enjuiciamiento Criminal, al haber incurrido la sentencia en error de hecho en la apreciación de las pruebas,

con aplicación indebida del art. 104 del Código Penal, en relación con los arts. 103 y 19 también del Código

Penal. TERCERO.- Por inaplicación del art. 19, 101.3º y 104 del Código Penal, respecto a Pablo , el

agraviado. Se interpone al amparo del nº 1 del art. 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

5.- La representación de la acusada Valentina basa su recurso en los siguientes Motivos: PRIMERO.-

Al amparo del párrafo 4 del artículo 5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, se denuncia infracción del

principio de legalidad criminal, recogido en los artículos 25, párrafo 1º, y artículo 9, párrafo 3º, de la

Constitución. SEGUNDO.- Al amparo del párrafo 4 del artículo 5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, se

denuncia infracción del artículo 24, párrafo 2 de la Constitución, que establece como derecho fundamental

el de ser informado de la acusación formulada, reconocido igualmente en el artículo 6.3 del Convenio

Europeo para la protección de los derechos humanos y en el artículo 14.3 del Pacto Internacional de

derechos civiles y políticos. TERCERO.- Al amparo del párrafo 4 del artículo 5 de la Ley Orgánica del Poder

Centro de Documentación Judicial

2

Judicial, se denuncia infracción de los principios acusatorio, de contradicción, de igualdad de armas

procesales y de defensa, consustanciales al derecho fundamental a la tutela judicial efectiva y a un proceso

con todas las garantias, reconocido en el artículo 24, párrafos 1º y 2º de la Constitución. CUARTO.- Por

infracción de Ley, al amparo del número 2º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se denuncia

error en la apreciación de la prueba, basado en documentos que obran en autos que demuestran la

equivocación del Juzgador sin resultar contradichos por otros elementos probatorios. QUINTO.- Por

infracción de Ley, al amparo del número 2º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se denuncia

error en la apreciación de la prueba, basado en documentos que obran en autos que demuestran la

equivocación del Juzgador, sin resultar contradichos por otros elementos probatorios. SEXTO.- Por

infracción de Ley, al amparo del número 2º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se denuncia

error en la apreciación de la prueba, basado en documentos que obran en autos que demuestran la

equivocación del Juzgador sin resultar contradichos por otros elementos probatorios. SEPTIMO.- Al amparo

del número 1º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se denuncia infracción del artículo 586,

párrafo 3º en relación con el artículo 420, párrafo 1º, del Código Penal, en su redacción vigente en la fecha

en que ocurrieron los hechos. OCTAVO.- Al amparo del número 1º del artículo 849 de la Ley de

Enjuiciamiento Criminal, se denuncia infracción del artículo 586, párrafo 3º, en relación con el artículo 420,

párrafo 1º, del Código Penal, en su redacción vigente en la fecha en que ocurrieron los hechos. NOVENO.-

Al amparo del número 1º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se denuncia infracción del

artículo 586, párrafo 3º, en relación con el artículo 420, párrafo 1º, del Código Penal, en su redacción

vigente en la fecha en que ocurrieron los hechos. DECIMO.- Al amparo del número 1º del artículo 849 de la

Ley de Enjuiciamiento Criminal, se denuncia infracción del artículo 586, párrafo 3º, en relación con el

artículo 420, párrafo 1º, del Código Penal, en su redacción vigente en la fecha en que ocurrieron los hechos.

UNDECIMO.- Al amparo del número 1º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por

infracción del precepto penal de carácter sustantivo, se denuncia la vulneración del artículo 114, párrafo 2º,

en relación con los artículos 112, párrafo 6º, y artículo 113, párrafo 4º, todos del Código Penal.

DECIMOSEGUNDO.- Al amparo del número 1º del artículo 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por

infracción del precepto penal de carácter sustantivo, se denuncia la vulneración del artículo 113, párrafo 5º,

del Código Penal, en relación con los artículos 114, párrafo 2º, y artículo 112, párrafo 6º del mismo Texto

punitivo. Asi como en relción a la disposición transitoria segunda de la Ley Orgánica 3/89 de 21 de junio, de

actualización del Código Penal.

6.- Y la representación de Marta basa su recurso en los siguientes Motivos: PRIMERO.- Por infracción

del art. 25.1 de la Constitución Española, donde se establece que nadie puede ser condenado o sancionado

por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción

administrativa según la legislación vigente en aquel momento, y ello en relación con el derecho a la tutela

judicial efectiva que prevé el art. 24.1 de la misma Carta Magna, y con apoyo procesal en la vía casacional

ofrecida por el art. 5.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1 de julio de 1985. SEGUNDO.- Por

infracción de Ley, al amparo del nº 1 del art. 849 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y en concreto por

infracción de la norma penal contenida en el art. 1, párrafo 1º, del Código Penal, “son delitos o faltas las

acciones y omisiones dolosas o culposas penadas por la Ley”, principio de legalidad que al más alto nivel

garantiza el art. 25 de la Constitución Española.

TERCERO.- Por infracción de ley, al amparo del nº 1 del art. 849 de la Ley de Enjuiciamiento

Criminal, y, en concreto, por infracción de la norma penal contenida en el art. 586.bis del Código Penal, por

aplicación indebida, aún en su modalidad despenalizada tras la reforma de la Ley Orgánica 3/89, al no

darse en el caso que nos ocupa el elemento causal material que constituye uno de los requisitos de las

infracciones penales imprudentes.

7.- Instruido el Ministerio Fiscal de los recursos interpuestos impugnó todos los motivos alegados en

los del acusador particular Rubén y la acusada Marta , impugnando igualmente los motivos Primero a Sexto,

Undécimo y Duodécimo y apoyando los motivos Séptimo a Décimo de los alegados por la acusada

Valentina , admitiendo la Sala dichos recursos que quedaron conclusos y pendientes de señalamiento para

fallo cuando por turno correspondiera.

8.- Hecho el oportuno señalamiento para fallo, se celebró la votación prevenida el día

VEINTICUATRO DE MARZO del corriente año.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *