RU 486. EL PUNTO DE VISTA DE UNA MUJER, Nuala Scarisbrick

RU 486. EL PUNTO DE VISTA DE UNA MUJER

 

Nuala Scarisbrick

 

 

            Una vez más, una “prodigiosa” droga para uso exclusivo de la mujer está siendo comercializada como el tipo de técnica más apropiada de cara a la eliminación de niños aún no nacidos.

            Con el fin de promover estos productos, los comerciantes de la empresa Roussel y los más importantes grupos pro-abortistas, como el “Birth Control Trust”, han aparecido en medio de la aclamación popular como promotores de este nuevo producto, que se presenta como un camino más cómodo y seguro para producir un aborto que los métodos D and C, succión, prostanglandinas, etc.

            ¡Qué fascinante es oír ahora a los pro-abortistas proclamando la verdad sobre estos “anticuados métodos abortistas”: son dañinos para la salud de la mujer y también emocionalmente traumáticos. Nosotros llevamos diciendo esto mismo veinte años. Se ha puesto en marcha un servicio de asesoramiento a nivel nacional para aquellas mujeres víctimas del aborto provocado. Sabemos muy bien lo miserable y profundo que puede ser el sentimiento de culpabilidad que suele seguir tan frecuentemente a un aborto provocado, y que precisa de un adecuado asesoramiento para remediar sus efectos. Muchas veces es preciso incluso el tratamiento psiquiátrico profesional para curar estas cicatrices.

            La RU 486 es, en mi opinión, una vía mucho más traumática -si esto es posible- y más desagradable aún que la del aborto actual. La decisión de abortar se tomará con una gran dosis de pánico, mucho más que nunca porque esta droga no es efectiva hasta las 7-9 semanas después de la fecundación. Por lo que una vez más existe una gran presión para adoptar una equivocada y apresurada decisión, que no sólo mata a otro ser, sino que también puede afectar gravemente su propio futuro.

            De esta forma, la mujer tiene un aborto mucho más lento y es totalmente consciente de lo que está haciendo a lo largo de todo el proceso.

            ¿Por qué nadie se preocupa de preguntar las razones por las que la mayoría de las mujeres piden una anestesia general durante una simple y rápida intervención, como es un aborto en una época temprana mediante las técnicas D and C/Succión? Después de todo, muchas mujeres tienen un parto con cesárea con anestesia local porque “quieren ser conscientes”. Pero el aborto es tan terrible que la aplastante mayoría de las mujeres sólo son capaces de llevarlo a cabo si no son conscientes de ello.

            Pero la RU 486 tiene que ser ingerida por la propia mujer. Después de su cita en el hospital, como paso previo, está obligada a soportar una interminable espera de dos días antes de su vuelta al hospital para la evacuación del bebé. Malo sería que cambiase de opinión (y tiene tiempo suficiente para esto en dos días). Algunas de estas mujeres comenzarán a abortar en casa durante este intervalo. La mayoría de ellas comenzarán la pesada y dolorosa hemorragia más tarde, después de la acción de la prostaglandina, también en su casa.

            Sólo los hombres, que son la mayoría de los representantes de la Roussel, y los médicos relacionados con el mantenimiento de la RU 486, podrían pretender que el prolongado proceso de sangrado del útero es cualquier otra cosa diferente a algo profundamente doloroso y desagradable.

            Incluso la Roussel admite que se han dado casos en los que su producto ha fallado. En cinco de cada cien mujeres no se producirá el aborto deseado, a pesar de sus intervenciones, y precisarán de una intervención quirúrgica.

            Estoy segura que los efectos que la RU 486 producirá en los cuerpos y en las mentes de las mujeres serán mucho más destructivos que lo ampliamente admitido hoy en día como “aborto quirúrgico”.

            Una vez más las mujeres somos las víctimas, con todas sus consecuencias, de lo ampliamente conocido como la muerte de niños no nacidos. Las mujeres no necesitamos de este producto químico adicional como arma contra estos niños. Ellos necesitan ayuda, amor y mantenimiento a lo largo del embarazo y después del nacimiento. Pero parece ser que no hay suficiente dinero para esto, ¿no es así?

 

(Revista Life News, número 22. Traducción: Rosa Fernández García)

CB Nº 5, 1º 91. PP. 33-34.

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *