Aborto España: Estoy cansada de que todos me den la espalda

«Me cansé de que todos me dieran la espalda»

Cuando Patricia Lorena, de Colombia, se quedó embarazada, empezó a tener problemas por dos frentes. El entorno de su novio «le hacían dudar de mí. Teníamos peleas y terminamos rompiendo». En su trabajo como auxiliar de enfermería, en una residencia de Sanitas, «desde el principio, noté que me trataban como si tuviera lepra. Se quejaban porque les aumentaba el trabajo, pero yo trabajaba al mismo ritmo». Estaba haciendo una sustitución, «y la mujer a la que sustituía me llamó para contarme que le habían pedido que se reincorporara, aunque sólo fuera un día, para poder echarme. Pero ella no estaba bien y no se reincorporó». En ese momento tuvo un accidente laboral y, «estando de baja, me despidieron sin justificación». Según la Fundación Madrina, el 60% de las embarazadas sufre acoso laboral por este motivo. «Dicen que aquí hay menos maltrato, que se protege a la mujer y al niño. Pero en mi país, cuando estaba embarazada, era la consentida del trabajo. Quizá no había medios, pero te daban apoyo». En cambio, aquí se vio «sin poder estar levantada o sentada», y casi sin familia, ni amigos. «Estoy cansada de que todo el mundo me dé la espalda», dijo a la voluntaria de Red Madre con la que se puso en contacto.
Ahora que su hijo ha nacido -prematuro, por lo que está ingresado-, «no estoy cobrando ni el paro, ni la baja por maternidad», por problemas con su despido y los días de cotización. «Su entidad aseguradora y la Seguridad Social se pasan la pelota; en el sindicato me dijeron que no me podían asesorar…» Eso sí, desde Red Madre siguen ayudándola y su exnovio «viene al hospital a ver al niño, me ayuda y quiere volver, aunque le digo que se lo piense bien, porque es mucha responsabilidad».
Fuente: 
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *