¿Estamos seguros en manos de Trinidad Jiménez? Por: David del Fresno*

Descargar ¿Estamos seguros en manos de Trinidad Jiménez? Por: David del Fresno*

*David del Fresno es presidente del Instituto Efrat, director del proyecto “Vida
Selección” (http://www.vidaseleccion.info) y autor del libro “El Imperio de la
Muerte: Quien se está forrando con el negocio del aborto” (Ed. Sekotia)
La flamante ministra de sanidad ha explicado recientemente
que está trabajando junto a la ministra de Igualdad, Bibiana
Aído, para sacar adelante la legalización del aborto ya que –en
su opinión- “una ley de plazos es la más avanzada, la que
está más implantada en el resto de los países del entorno y la
que reduce más los riesgos e incluso los abortos en cada
país.”
Aparte de que es falso que la implantación del aborto reduzca
los riesgos de esta práctica y el numero de abortos, lo que
resulta verdaderamente increíble es que se haya nuevamente
confiado la cartera de Sanidad a una persona que promueve y
defiende el picadillo de bebé. Parece olvidar esta mujer que el
aborto no es en absoluto un signo de avance, sino todo lo
contrario. Y olvida también que el crimen del aborto sigue
siendo un crimen, aunque la mayoría de los parlamentarios
afirme lo contrario. Tambien hace setenta años el parlamento
alemán afirmó que los judíos no eran personas, lo cual no fué
sino una muestra de maldad que abrió la puerta a una de las
peores etapas de la historia de la humanidad. Esto
afortunadamente es ya historia, aunque lo malo es que
quienes olvidan la historia, acaban por repetirla.
Todo ello nos lleva a preguntarnos: ¿Cómo es el perfil de esta
mujer que defiende el picadillo de bebé? ¿Podemos sentirnos
seguros con esta mujer al frente del Ministerio de Sanidad?
Mucho nos tememos que quien ha puesto listones al derecho a
vivir, no tarde mucho en elevarlos. Tiempo al tiempo.
Trayectoria política
Trinidad Jiménez García-Herrera ha sido Presidenta del Comité de
Relaciones Internacionales del Consejo de la Juventud de España. Ha
trabajado también como Responsable de Relaciones Políticas con
América en la Secretaría de Relaciones Internacionales del PSOE, y fue
asesora del ex Presidente Felipe González en la Comisión Progreso
Global de la Internacional Socialista, desde 1997.
Fue elegida Secretaria de Política Internacional de la Comisión Ejecutiva
Federal del PSOE en el XXXV Congreso Federal celebrado en julio de
2000 y reelegida en este mismo cargo en el XXXVI Congreso, llevado a
cabo en julio de 2004. Fue reelegida Vicepresidenta del Partido de los
Socialistas Europeos en el Congreso del PSE celebrado en Berlín en
mayo de 2001.
Ha sido candidata a la alcaldía de Madrid y portavoz del grupo
municipal socialista del Ayuntamiento de Madrid y miembro de su
Dirección, hasta el 27 de septiembre de 2006, cuando tomó posesión
como Secretaria de Estado para Ibero América, en el Ministerio de
Asuntos Exteriores y de Cooperación. Desde el 7 de abril desempeña el
cargo de ministra de sanidad del Gobierno de España
Sus relaciones con la Comisión Trilateral
Por difícil que resulte creerlo, existen evidencias de que la socialista
Trinidad Jiménez ha pertenecido en 2006 a la Comisión Trilateral.
¿Es posible ser socialista y pertenecer a la Trilateral? Es posible, por
incoherente que parezca: En palabras de su ideólogo más destacado
Zbigniew Brzezinski, se trata de “el conjunto de potencias financieras e
intelectuales mayor que el mundo haya conocido nunca”. Y en palabras
de su fundador, David Rockefeller, “De lo que se trata es de sustituir la
autodeterminación nacional que se ha practicado durante siglos en el
pasado por la soberanía de una elite de técnicos y de financieros
mundiales”.
Jurídicamente se trata simplemente de una asociación de carácter
privado. Fundada en 1973 por David Rockefeller y el Chase Manhattan
Bank, se compone de tres divisiones (de ahí su nombre)
correspondientes a las tres zonas geográficas de mayor influencia
política y económica: América del Norte (EE.UU. y Canadá), Europa y
Japón. Para cada una de estas divisiones, la Trilateral dispone de un
Comité Ejecutivo que se encarga de elaborar estudios acerca de las
políticas que deberían inspirar los cambios legislativos en cada país
englobado dentro de su área de influencia.
Si bien es cierto que las conclusiones y decisiones de esta organización
tienen un carácter privado y su impacto mediático es muy reducido, no
se puede afirmar de manera evidente que se trate de un “gobierno en la
sombra” ni –mucho menos- de una sociedad secreta. No faltan quienes
han pretendido asociar a la Trilateral con la brujería, la magia negra y
el ocultismo, pero el Instituto Efrat no ha encontrado evidencias y por lo
tanto prefiere descartar tales afirmaciones mientras no existan
evidencias que demuestren lo contrario.
El órgano supremo de dirección es el Comité Directivo Mundial
-presidido por David Rockefeller- y en el que están presentes los
miembros más destacados de los tres comités regionales. En la
actualidad, pertenecen al Comité Ejecutivo Europeo los siguientes
españoles:
Alfonso Cortina
Vicepresidente de Rothschild Europe
Asesor para España y Latino América de Rothschild
Asesor para España de Texas Pacific Group
Miembro del Comité de Dirección de Mutua Madrileña
Miembro del Comité Internacional de Consejeros de Allianz AG
Antonio Garrigues Walker
Presidente de Garrigues Abogados y Asesores Tributarios
Y en 2006, pertenecían al Comité Ejecutivo Europeo los siguientes
españoles…
Antonio Garrigues Walker
Presidente de Garrigues Abogados y Asesores Tributarios
Nemesio Fernandez-Cuesta
Director Ejecutivo de Repsol-YPF
Ex Presidente de Prensa Española
…quienes estaban asesorados a su vez, por los siguientes españoles
miembros del Grupo Europeo (no del Grupo Ejecutivo):
Abel Matutes
Presidente de Empresas Matutes
Ex Miembro de la Comisión Europea
Ex Ministro de Asuntos Exteriores
Alfonso Cortina
Presidente de Inmobiliaria Colonial
Presidente de la Fundación Repsol-YPF
Ana Patricia Botín, en calidad de:
Presidente Ejecutivo de Banesto
Vicepresidente de Urbis
Miembro del Comité de Gestión del Grupo Santander
Emilio de Ybarra
Ex Presidente del BBVA
José Piqué
Ex Presidente del Partido Popular de Cataluña
Miembro del Parlamento de Cataluña
Miembro del Senado
Ex Ministro de Asuntos Exteriores
Mario Vargas Llosa
Escritor y Miembro de la Real Academia de la Lengua Española
Oscar Fanjul
Presidente de Honor de Repsol-YPF
Vicepresidente de Omega Capital
Pedro Miguel Echenique
Profesor de Física en la Universidad del País Vasco
Ex Consejero de Educación del Gobierno Vasco
Trinidad Jiménez
Secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE
Miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE
Antes de la victoria socialista en las elecciones del 11 de Marzo de 2004
también pertenecían al Grupo Europeo Joaquín Almunia, Pedro
Schwartz y Pedro Solbes, si bien éste ultimo, tras ser nombrado
Ministro de Economía, hubo de renunciar por incompatibilidad con el
desempeño de su cargo público en el Gobierno de España.
Su apoyo al lobby gay
Un año después de la aprobación de la ley que equiparó jurídicamente
el Matrimonio con otras posibilidades de convivencia radicalmente
distintas del Matrimonio, miles de personas participaron en la marcha
del Orgullo Gay 2006 para reivindicar también la equiparación jurídica
de la Familia con otras posibilidades de convivencia radicalmente
distintas de la Familia.
Bajo innumerables banderas con los colores del arco iris, los
manifestantes desfilaron detrás de Trinidad Jiménez (entonces
portavoz socialista del Ayuntamiento de Madrid), Beatriz Gimeno
(presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y
Transexuales), Carmen Calvo (entonces Ministra de Cultura), Carmen
Montón Jiménez (diputada del PSOE, vinculada a la multinacional
abortista IPPF), Gaspar Llamazares (coordinador general de Izquierda
Unida), Inés Sabanés (portavoz de IU en el consistorio madrileño) y
Pedro Zerolo (secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las
ONG del PSOE). De esta manera, Trinidad Jiménez apoyaba
públicamente con su presencia las reivindicaciones de estos colectivos,
aunque esto no tiene nada de especial, habida cuenta de que Trinidad
Jiménez fue la que consiguió que Pedro Zerolo se decantara en su
momento por apoyar electoralmente al PSOE (“Entré, como siempre
había pensado, de la mano de una mujer, Trinidad Jiménez”) y de que el
16 de octubre de 2003 la entonces portavoz del grupo municipal
socialista se reuniera con representantes de la COGAM para ratificar su
compromiso con los colectivos de lesbianas, gays, transexuales y
bisexuales y anunciar algunas de las medidas que, desde la oposición,
pensaba plantear en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid (“Desde
nuestras posibilidades como grupo de oposición mantendremos los
compromisos establecidos con el colectivo de gays, lesbianas y
transexuales para promover políticas de igualdad amparadas por la
Constitución”). Cinco días más tarde, Jiménez acudiría como testigo de
la presentación de solicitud para contraer “matrimonio” en el Registro
Civil de Madrid, de las parejas Pedro Zerolo (concejal del PSOE en el
Ayuntamiento de Madrid) y Jesús Santos, y Boti García Rodrigo
(presidenta del Colectivo Gay de Madrid) y Beatriz Gimeno (presidenta
de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales).
Su apoyo al aborto
Por si fuera poco apoyo el hecho de militar de forma activa en un
partido como el PSOE, que despenalizó el aborto en 1985 y pretende en
2009 su legalización, Trinidad Jiménez se adhirió públicamente en
Marzo de 2003 a la campaña abortista promovida por la “Red de
Mujeres contra la Violencia” para denunciar la pena de excomunión
decretada en Nicaragua para todos aquellos que apoyaron el aborto de
una menor que fue violada.
Entre las miles de firmas de adhesión a la campaña cabe destacar,
además de la presencia de Trinidad, la presencia de otros destacados
miembros del PSOE como Jesús Caldera, Leire Pajín Iraola, Micaela
Navarro y Rafael Simancas, así como la de Francisco frutos y Gaspar
Llamazares, por parte de IU. Del mundo de la cultura y el espectáculo
se movilizaron Cristina del Valle, Natalia Dicenta y Pedro Guerra.
La campaña se inició a finales de Febrero de 2003, después de que las
autoridades de Nicaragua iniciaran una investigación para determinar
si fue ilícito el aborto practicado a la niña y de que los padres y todas
las personas que participaron en el aborto hubieran sido excomulgados
por la Jerarquía Católica de Nicaragua.
Otra muestra de apoyo es su presencia junto a la mujer que redactó la
ley despenalizadora del aborto en España –María Teresa Fernández
de la Vega- en la “X Conferencia Regional sobre la Mujer de América
Latina y el Caribe” que se desarrolló en Quito (Ecuador) del 6 al 9 de
Agosto de 2007.
Merece la pena destacar la presencia en dicha reunión de
representantes de la multinacional abortista International Planned
Parenthood Federation (IPPF), así como de otras destacadas
instituciones de apoyo al aborto en Ecuador, América Latina y el Caribe
(ACNUDH, ACNUR, Banco Mundial, Campaña 28 de septiembre por la
despenalización del aborto en América Latina y el Caribe, Centro de la
Mujer Peruana “Flora Tristán”, Comité de América Latina y el Caribe para
la Defensa de los Derechos de la Mujer, Iniciativa Centroamericana
Seguimiento a Beijing-Cairo, Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas
para la Mujer, International Lesbian and Gay Association, Movimiento de
Mujeres en Defensa de la Diversidad Sexual, Organización Mundial de la
Salud, Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, Red
de Trabajadoras Sexuales del Ecuador, Red Latinoamericana de
Católicas por el Derecho a Decidir, Red Latinoamericana y Caribeña de
Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, UNFPA, UNICEF…).
Como colofón, se redactó el “Consenso de Quito”, el cual destila ciertas
afirmaciones de evidente carácter abortista:
a) Reconocer el aborto en condiciones de riesgo, los embarazos de
adolescentes, y la provisión insuficiente de servicios de planificación
familiar, como causantes directos y principales de la precariedad de la
salud de las mujeres en la región.
b) Asegurar que los derechos sexuales y reproductivos se consideren
como una condición indispensable para garantizar la participación de
las mujeres en la vida política y en el trabajo remunerado y, por ende,
en posiciones de toma de decisiones para todas las mujeres.
c) Implementar medidas y políticas que reconozcan los vínculos
existentes entre el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva
y la posibilidad de las mujeres de participar en la política y en el trabajo
remunerado.
d) Promover políticas públicas orientadas a fortalecer el acceso de las
mujeres adolescentes y jóvenes a la salud sexual y reproductiva.
e) Reconocer que para lograr adelantos con respecto a la desigualdad se
requiere atender ciertos problemas urgentes que impiden el pleno
ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, tales como el acceso
limitado a servicios de salud sexual y reproductiva.
Comentarios a su pensamiento
(Comentarios basados en extractos del articulo de Trinidad Jiménez
titulado “La Iglesia no es un poder político”, publicado el 22 de Mayo de
2005 en el diario “El País”)
“En la Iglesia católica -que es una realidad mucho más amplia
que la de su jerarquía- las posturas sobre problemas morales
como los suscitados en torno a la guerra, la injusticia, el aborto,
el sexo o la investigación científica, son muy variadas y están
sometidas, dentro de ciertos límites, a los cambios que reclama la
sociedad.”
La doctrina del Magisterio de la Iglesia Católica en cuestiones
doctrinales no está sujeta en modo alguno al dictado de las modas ni a
la dictadura de las mayorías: El Magisterio de la Iglesia es tan sólo
depositario de la Fe, y no le asiste derecho alguno a modificar en modo
alguno este depósito. Conservar el depósito de la Fe es la misión que
Jesucristo confió a su Iglesia, y que ella realiza en todo tiempo.
La alusión a la jerarquía católica presentándola por otra parte como un
elemento minoritario y por tanto carente de razón, es un viejo truco de
los promotores del aborto, quienes mediante la vieja táctica del “divide
y vencerás” pretenden contrarrestar la influencia de la Iglesia Católica
en los países de amplia mayoría católica.
En definitiva, esta afirmación de Trinidad Jiménez no deja de ser más
que otra muestra de la idea errónea según la cual la verdad y el bien
son conceptos relativos, que dependen en cada momento y en cada
lugar, de lo que opine la mayoría. Frente a esta idea errónea desde el
Instituto Efrat deseamos recordar a la opinión pública en general, y a
Trinidad Jiménez en particular, que la existencia de la verdad, del bien,
y del mal, es independiente de la opinión de las mayorías.
“Hemos asistido a un intenso debate -e incluso a un
enfrentamiento- entre los que son partidarios de regular el
matrimonio entre personas del mismo sexo y aquellos que
consideran que la institución del matrimonio no admite cambio
alguno.”
Lo que afirma Trinidad Jiménez parece ser otra muestra de la idea
errónea según la cual la existencia de una realidad depende, en cada
momento y en cada lugar, de lo que opine la mayoría.
Frente a esta afirmación errónea, quisiéramos recordar a Trinidad
Jiménez en particular, y a la opinión pública en general, que el contrato
matrimonial jamás puede celebrarse entre personas del mismo sexo. La
razón fundamental de esa imposibilidad estriba en que el fin primordial
del contrato matrimonial, esto es, la procreación y educación de la
prole, no es posible entre personas del mismo sexo. Definir como
Matrimonio las uniones de convivencia entre personas del mismo sexo,
es, sencillamente, estar fuera de la realidad. Equiparar jurídicamente el
Matrimonio a las uniones entre homosexuales demuestra un profundo
conocimiento de la esencia del Matrimonio, y podría incluso llegar a
constiuir una fuente de discriminación negativa hacia las uniones
matrimoniales constituidas entre personas de distinto sexo.
“La Iglesia católica no puede comportarse hoy día como un poder
político, sino como una instancia moral y, en tal condición, tiene
que respetar la autonomía de las autoridades políticas
democráticamente legitimadas para decidir las reglas que
ordenan la convivencia de una sociedad.”
La Iglesia no pretende comportarse como un poder político, sino que
pretende tan solo acercar las almas a Dios. Por eso mismo, tiene el
derecho y el deber de orientar, con el máximo respeto a quienes ejercen
tareas de gobierno, a fin de que sus decisiones sean coherentes con la
búsqueda del bien común. Y al mismo tiempo tiene el derecho y el deber
de llamar la atención, con el máximo respeto pero con la máxima
firmeza, a quienes ejercen tareas de gobierno, cuando sus decisiones
son contrarias al bien común y a la convivencia ordenada de una
sociedad. Quien pretenda ver en esa orientación a los gobernantes algo
parecido a una injerencia en las tareas de gobierno, demuestra
desconocer profundamente el significado del verbo “gobernar”.
“La reforma que en el Código Civil se hace sobre el matrimonio
-que supone una indiscutible innovación en materia de derechos
civiles- podrá ser rechazada por los católicos que legítimamente
opten por la conservación del orden establecido, pero con el límite
que impone el deber de cumplimiento de lo que disponga el
Gobierno y el Parlamento en el ejercicio de las atribuciones que
les asigna la Constitución.”
La reforma que en el Código Civil se hace sobre el contrato matrimonial
puede ser una innovación, pero una innovación basada en premisas
falsas; por tanto, sus resultados no podrán ser nunca acordes con la
realidad. El contrato matrimonial sólo es posible, como antes
apuntábamos, entre personas de distinto sexo. Afirmar lo contrario es
desconocer profundamente la esencia del Matrimonio.
Por otro lado, al deber de cumplimiento de lo que disponga el Gobierno
y el Parlamento en el ejercicio de las atribuciones que les asigna la
Constitución, se antepone el ejercicio del derecho a la objeción de
conciencia, amparado igualmente por la Constitución, cuando alguien
es obligado a obedecer una ley que viola sus más intimas convicciones
morales. Si hubiéramos de obedecer siempre, de manera absoluta, lo
que dispusieran el Gobierno y el Parlamento en cada momento y lugar,
estaríamos cayendo de nuevo bajo la dictadura del relativismo.
“Nadie le niega a la Iglesia el derecho a defender sus valores y a
criticar lo que considera contrario a su moral, pero sí habría que
recordar que no puede pretender imponer sus valores, porque ni
todos los ciudadanos son católicos, ni todos los católicos
coinciden con las posiciones de la jerarquía eclesiástica.”
La Iglesia no debe, no pretende, ni puede imponer por la fuerza sus
valores; pero al mismo tiempo tampoco debe, tampoco pretende,
tampoco puede permanecer impasible ante las injusticias cometidas por
los gobiernos que legislan de espaldas a las creencias de los
gobernados, imponiendo por la fuerza leyes tan injustas como
inaceptables, que no se ordenan al bien común, y que ponen en grave
peligro la convivencia pacífica de la sociedad.
“Pocos dudarán de que la Iglesia católica debe dirigirse a sus
fieles, mientras que el Gobierno tiene que gobernar para todos los
ciudadanos.”
Efectivamente, el Gobierno tiene el deber de gobernar para todos los
ciudadanos, y por ello mismo no debe en modo alguno pretender
inmiscuirse en los ámbitos de decisión de la jerarquía católica, ni hacer
discriminaciones negativas de ningún tipo hacia los fieles católicos. La
Iglesia católica, como madre y maestra que es, tiene el derecho y el
deber de orientar y defender a sus hijos en todo tiempo y lugar, aun
cuando al ejercer ese derecho y ese deber, se ponga ella misma en
riesgo de resultar incómoda a quienes pretendan imponen por la fuerza
leyes tan injustas como inaceptables, que no se ordenen al bien común,
y que puedan poner en grave peligro la convivencia pacífica de la
sociedad. Quien pretenda ver en ese doble derecho deber de orientación
y defensa algo parecido a una injerencia en los ámbitos de decisión del
Gobierno, demuestra desconocer profundamente el significado del verbo
“gobernar”.
Fuentes Consultadas
Ayuntamiento de Madrid: “Servicios Informativos”. Octubre de 2003
CEPAL: “Informe sobre la X Conferencia Regional sobre la Mujer de
América Latina y el Caribe”. (1 de Abril de 2008)
Comisiones Obreras: “La campaña electrónica de excomunión consigue
más de 23.000 firmas de apoyo”. Servicios Informativos. Lunes 3 de
Marzo de 2003
Francisco Badarán: “La democracia en España: Engaño y utopía” (3 de
Noviembre de 2007)
IES “Luis Buñuel” (Alcorcón): “Estamos exportando la sociedad del arco
iris: plural, diversa, participativa, donde cabemos todos” (Revista “El País
de los Estudiantes”. Número 1. Año 2005)
Raúl Calvo Trenado: “Qué es la Comisión Trilateral?” (13 de Junio de
2006)
Trinidad Jiménez: “Cohesión social y juventud en Iberoamérica”.
(Secretaría General de la Organización Iberoamericana de Juventud:
“Revista Iberoamericana de Juventud”. Madrid. Noviembre de 2007)
Trinidad Jiménez: “La Iglesia no es un poder político” (Grupo PRISA:
Diario “El Pais”. 22 de Mayo de 2005)
Unión de Asociaciones Familiares: “Marcha del Orgullo Gay” (Boletín de
prensa. 1 de Julio de 2006)
*David del Fresno es presidente del Instituto Efrat, director del proyecto “Vida
Selección” (http://www.vidaseleccion.info) y autor del libro “El Imperio de la
Muerte: Quien se está forrando con el negocio del aborto” (Ed. Sekotia)

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *