Historia de un aborto: Carta a mi bebe abortado

No se puede explicar la felicidad enorme que se siente, para qué mentir fui muy feliz por un momento, ahora entiendo porque el amor de una madre es tan grande, sé que no tendré perdón por lo que hice espero que me comprendas porqué tome esa decisión. Desde el día que supe que estabas en mi vientre sentí felicidad, preocupación un poco de tristeza me sentí de todo un poco.

Desde ahí cambió mi vida es tan difícil olvidar lo que viví contigo, como olvidar un pedazo de mí, un ser que estuvo tres meses conmigo, desde que te sentí mi intención no era bajarte, había planeado cosas para los dos, tú me dabas fuerzas en momentos que me sentía débil cuando tu padre me hacía sentir mal, tú me dabas esa fuerza para no caer y luchar por ti. Cuando sentía molestias solo reía por que sabía que estabas ahí dentro de mí. Solo se necesitó una noche para que sea la última y dependió mucho para nosotros.

Reconozco que siempre te decía entre lágrimas que nadie me separaría de ti, que yo no permitiré que nada te pase, te juraba que yo te cuidaría mientras estés dentro de mí, lo siento si te decepcione pero aquel día me sentí sola no sabía a dónde correr sentía que el silencio me ganaba me ahogaba en lagrimas al saber la realidad y que solo estaba en un mundo de puras mentiras, me sentía a morir no comprendía, no me explicaba la razón me sentía desgraciada luego apareció ella, tu abuela, mi madre pensé que en ella iba a encontrar refugio, pero supe en un instante que no siempre confiemos en una madre porque también te puede dar la espalda y que siempre va a querer lo mejor para nosotros sin saber que más nos dañan, nunca esperé eso de ella o mejor dicho de ellos.

 

Me sentí presionada, no me dejaba escapar, no sabía qué hacer me hicieron una pregunta que sabía que iba a cambiar las cosas en ese momento. La decisión que tomé fue porque sabía que así podría tener el perdón de ellos, no quería decepcionarlos más y así fue, sabía que les iba alegrar esa decisión. Pero fue una ignorancia de mi parte en esa noche no dejaba de llorar y tenía la esperanza de que ellos cambien de decisión, que sientan un remordimiento por ti, en esa noche me levantaba por ratos con fuertes dolores en el vientre como diciéndome no lo hagas mamá no lo hagas como si me lloraras por dentro: sabias lo que estaba pasando.

 

Muy temprano fue la segunda y última vez que te vi me sorprendiste mucho, ya estabas completo solo te faltaba tamaño. Y así fue, llegué al lugar donde fue la última vez que estuve contigo. Mientras yo gritaba, me imagino que también tú llorabas de dolor, reprochándome por lo que estaba haciendo.

Desde ese momento me duele el alma, el corazón de culpa. Estoy arrepentida que por mi ignorancia una criatura murió al final. Tu destino estaba en mis manos, sé que no puedo excusarme pero ahora pienso, me culpo y te pido perdón más de mil veces y no me cansaré de culparme y sentir siempre este remordimiento que tengo y tendré toda mi vida, como olvidar lo más bonito que tuve, un pedazo de mi, fuiste mi alegría nunca fuiste un error, al menos para mí no. Daría cualquier cosa por retroceder y remediar mi error. Ahora no hay nada que ilumine mi corazón, fuiste una estrella que ahora brilla en el cielo y que cada vez que mire hacia arriba estarás tú.

Recuerda mi vida, nunca fuiste un error para mí, porque fuiste mi compañero, mi vida y mi amor, perdona si no te supe ver, no supe amarte y solo te hice sufrir y destruí tu ilusión de nacer pero no fue por mí, ahora cuando me miro y veo que ya no estás, solo me queda recordar y solo quiero llorar para sentirme mejor. No me excuso, tampoco te quiero dar pena, solo quiero tu perdón. Perdóname mi amor, te amo mucho siempre estarás presente, por que donde miro ahí esta nuestra imagen presente.

Fuente:

Historia de un aborto: Carta a mi bebe abortado
4.33 (86.67%) 12 votos

2 pensamientos en “Historia de un aborto: Carta a mi bebe abortado

  1. milanyela D

    lo mas hermoso q dios le puede dar a nosotras las mujerer es darns la oportunidad d ser madres,,
    las mujeres habece cometen esa brutalidad d abortar .. yo pienso q los bebes np tienen culpa ,, la culpa es de uno por ser tan inrreponsable. y esto va tanto para los hombres como para las mujeres. chicos y chica .!
    seamos responsables.! DI NO AL ABORTO
    DIOS LES BENDIGA

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *