Enfermera, objeción de conciencia y aborto,

Enfermera, objeción de conciencia y aborto

 

La vida misma:
Rebeca es enfermera en el departamento de maternidad de un gran hospital del Estado, donde nacen casi 5000 niños cada año. En ese departamento se practican cada semana 20 abortos, llamados “terapéuticos”, según la legislación vigente en el país. Prestan servicio en la maternidad varios equipos médicos: unos –la mayoría– constituidos enteramente por médicos y enfermeras que son “objetores de conciencia” (pueden legalmente negarse a practicar abortos), y otros en los que hay médicos y enfermeras no objetores.

Rebeca presentó la declaración de objetor de conciencia cuando comenzó a trabajar en el hospital, poco después de haber obtenido la plaza de enfermera en concurso público. Recientemente ha comenzado a asistir a unas clases de formación cristiana y a tener dirección espiritual con don Ludovico. A raíz de esto se ha planteado la posibilidad de pedir el traslado a otro hospital donde no se practiquen abortos, pero no acaba de decidirse porque tendría que cambiar de ciudad y dejar de vivir con sus padres. Le falta madurez para afrontar dificultades, pero tiene fuerza de carácter y va adquiriendo virtudes.

 

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *