El Estatuto del embrión, Jesús Ballesteros

Descargar El Estatuto del embrión, Jesús Ballesteros

a)   LA CUESTIÓN CIENTÍFICA: EL EMBRION COMO INDIVIDUO DE  LA  ESPECIE HUMANA

 

 

“Corresponde sin duda a la ciencia indicar cuando nos encontramos en presencia de un nuevo individuo viviente y perteneciente a la especie humana “( d´Agostino. p. 32).

En el ámbito de la ciencia se han esgrimido argumentos para negar un estatuto ontológico al embrión, como el de la derivación de la ontogenia respecto a la filogenia, y la negación de  su carácter individual.

                        

a)    la negación del caracter humano del embrión :

En primer lugar, hay una concepción ideológica que tiende a negar al embrión la consideración de individuo de la especie humana.

 Es la posición del evolucionismo de Haeckel: las etapas del desarrollo del embrión  (ontogénesis) recapitulan la historia evolutiva (filogénesis).. Dicha objeción se apoya en la denominada “ley fundamental biogenética ”, según la cual en cada proceso individual de desarrollo (ontogénesis) se recapitula el desarrolla de toda la especie (filogénesis). El embrión recorre durante su desarrollo  según esta teoría las diversas etapas de las formas animales inferiores a él antes de que llegue a su apariencia humana  verdadera. Haeckel hizo suya esta teoría e intentó confirmarla con toda la energía ideológica elevándola finalmente de teoría a ley en la 9º edición de  su Historia de la creación natural,1866.

En el fondo esta teoría guarda relación con la de la animación retardada que es recuperada  recientemente por Laín- quien parece adherirse  a la tesis haeckeliana de la gastrea-  y Gracia (p. 7o).

Sin embargo, se ha señalado por Rager, como de un vegetal no sale ontogenéticamente un ser humano. El genoma de un vegetal es constitutivo de  un vegetal, y el genoma de un ser humano es constitutivo  un ser humano.

Ambigua resulta tambien la posición   defendida por Aristóteles en su libro De la generación de los animales, libro 2, cap. 3, 736ª 35 donde se dice : ”Primero está lo vivo, luego el animal, y por ultimo el hombre”. Lo que sería correcto aplicado a la evolución filogenética, pero no a la ontogenética, a la embriogénesis . Por ello Tomas de Aquino afirma en 3,33, ad 2, 3 que el alma para animar al cuerpo requiere de una cierta cantidad de materia aunque siempre en proporción al tamaño del cuerpo, mayor en los corpulentos, menor en los bajitos. Frente a la tesis citadas, ya Gregorio de Nisa y Agustín afirmaron que el alma aparece en el momento de la concepción y  Alberto Magno (Ver Leone, en VVAA. Identidad ,p.53) ver también Medina, siguiendo a Kaspar,  para la crítica a Tomás, en Ibid. P. 105. (Sin embargo la distinción entre potencia y posibilidad en Aristóteles resulta util Lucas Lucas, en Ibid.  p.. l60)

Tales  tesis pueden considerarse hoy superadas por la propia teoría de la evolución ,al mantener que no hay cambio de especie a lo largo de la embriogénesis. Del genoma de un vegetal, surge un vegetal, y del mismo modo, del genoma de un ser humano surge un   ser humano.


 Ello no significa que el ser humano se reduzca a genoma, lo que destruiría  la individualidad de los gemelos. Estos se distinguen ,como veremos, porque  implican dos concepciones distintas a partir de una única fecundación del óvulo por un mismo espermatozoide. Cada uno tiene su propio diferenciado fenotipo, debido a su diversa situación y relación con el ambiente  ( Palazzani , en VVAA, Identidad, .p. 68).

 En efecto, la embriologia,  la genética y la misma técnica FIV resalta cada vez más claramente que el embrión humano es desde el primer instante de su desarrollo “un individuo de la especie humana”, una unidad biológica autónoma y diferente del conjunto de células y tejidos que constituyen la madre. El embrión humano constituye una unidad somática humana, u cuerpo humano en las primeras fases de su desarrollo( (Monge, Persona humana y procreacion artificial,p.153)

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *