Argumentos a favor del aborto Científicos y Jurídicos





Descargar argumentos a favor del aborto

El núcleo de los argumentos a favor del aborto dice que el resultado de la concepción no sería de inmediato un ser humano, sino sólo a partir de un momento determinado posterior. ¿Qué momento sublime y misterioso es aquél?

Parece algo que sólo la ley —curiosamente— está en condiciones de resolver, justificada por ciertos veredictos “científicos” altamente cuestionables. El punto es que, cualquiera sea la fecha en que “surge” un ser humano —diríamos que por una inexplicable “generación espontánea”—, la frontera entre lo “humano” y lo “prehumano” —sin saber en definitiva qué es esto último— resulta una arbitrariedad absoluta e indesmentible. A este respecto surgen dos problemas.

El primero de los argumentos a favor del aborto es el fundamento de la fecha fronteriza, sea tal o cual. Recalcando nuevamente que siempre se trata de una arbitrariedad, pareciera imponerse la idea de que sería a partir del día 14° que el producto de la concepción se transformaría en un ser humano, debido a tener ya visible o identificable el sistema nervioso. Pero tal como esta “justificación”, cabe cualquier otra, igualmente removible. Pendería así de un elemento muy frágil y cambiante el momento en que se empieza a ser sujeto de derechos: el acuerdo manifestado a través de la ley. Curioso que sea precisamente la ley la que graciosamente “con- ceda” la calidad de persona, siendo que los Derechos Humanos justamente pretenden imponerse o estar por encima de ella con el fin de evitar sus posibles arbitrariedades. Es decir, nos encontramos frente a una situación circular, en que aquello que existe y se invoca para proteger de la ley abusiva —los Derechos Humanos— tiene su punto de nacimiento en esa misma ley. Así, entonces, ¿quién está realmente a un nivel más alto? El asunto es importante porque, con igual facilidad, podría esa misma ley convertirse en el “certificado de defunción” de los Derechos Humanos, como en el caso de la eutanasia.

Pero la segunda cuestión es la que constituye el fondo del problema: si sólo a partir —por poner cualquier fecha— del día 14° el producto de la concepción es un hombre, ¿qué era antes de ese instante misterioso y de transformación radical? La pregunta no es nada de absurda y, por el contrario, es una valla ineludible si se pretende justificar “racionalmente” al aborto, en vez de reconocer abiertamente y sin piruetas semánticas, que obedece a una decisión arbitraria e inhumana.

En efecto, siguiendo con el planteamiento dado, habría que concluir que como antes del día no era un ser humano, estábamos en presencia de otra cosa: una planta, una piedra, un gusano, simplemente células, etc. ¿Parece aceptable? Francamente no, porque es obvio que en todo su proceso de desarrollo existe algo que inequívocamente lo dirige, cual es que se trata de un ser humano y no de otra cosa. Y esto se confirma incluso con el mismo argumento de los que ponen el día 14° como el de la aparición de un hombre.

En efecto, si resulta —por decir algo— que es el sistema nervioso lo que haría surgir a un hombre, ¿por qué aparece o se desarrolla ese sistema nervioso? No puede deberse a un azar, porque, en caso contrario, ello podría ocurrir en cualquier otro ser vivo, como por ejemplo un perro. ¿Podría decirse, en consecuencia, que en un lapso cualquiera, un embrión de perro pueda convenirse en hombre por aparecer un sistema nervioso, no cualquiera sino que específicamente humano? La respuesta es, obviamente, negativa. ¿Por qué? Porque era un perro, con padres caninos y, por tanto, con una naturaleza de perro que tiene desde el instante mismo de su concepción y que guía su desarrollo, haciéndola —aunque parezca una perogrullada— ser lo que es.

Con el hombre ocurre lo mismo: desde su concepción es un ser humano, porque todo su desarrollo posee ya una esencia que lo dirige. Negar esta naturaleza implicaría introducir el caos en todo lo que existe, cosa que precisamente la ciencia ha tratado de desmentir. Por eso, ella se traiciona a sí misma si pretende usar argumentos a favor del aborto “científicos” para demostrar la justificación del aborto, porque negaría ese orden lógico.

Por tanto, forzoso es concluir que los padres humanos engendran un ser humano desde el primer momento, lo que es una regla lógica de cada género. Así, entonces, en caso de que el aborto tuviera argumentos argumentos a favor del aborto razonables —y racionales—, se daría el absurdo de que el hombre sería el único ser que no podría dar origen a una descendencia de su misma especie. Más aún, todos estos casos nos pondrían en presencia de un ente indeterminado, si cabe la expresión; una materia sin forma, siguiendo a Aristóteles; pura potencialidad de ser, pero sin la especificidad necesaria para que realmente sea; una especie de “materia prima”, nadie sabe exactamente de qué.

Lo anterior también puede abordarse desde otro ángulo: si se llegara a aceptar que antes de algún momento el producto de la concepción no es un ser determinado en el caso del hombre, lo mismo debiera aplicarse a todo animal. De esta manera, si bien los plazos serían diferentes según el tipo de embarazo, cada especie tendría un momento de preespecie o de preexistencia en que no era lo que actualmente es, pero que, pese a ello, por algún motivo resultó ser lo que ahora es (?).

Pero el absurdo podría llegar aún más lejos. Supóngase, por ejemplo, que en el campo de la ingeniería genética se consiguiera el máximo avance posible y se pudieran introducir muchos cambios en el embrión, cualquiera que fuese. Si se tomaran de esta manera —para seguir con el ejemplo— dos embriones, uno de un futuro hombre y otro de un futuro pero antes de que se “conviertan” en hombre y en perro (?) —si es que así las cosas se los pudiera diferenciar según esta teoría—, ¿cabría, mediante la genética, transformar el embrión “prehumano” en perro y el “preperro” en un ser humano? Nuevamente respondemos que no; porque, por mucho avance que se consiga en este campo, no se puede convertir una cosa en algo que no es.

Y ello debido a que no existe un momento en que el feto no sea un hombre o un perro, y, por el contrario, siempre lo ha sido. Por tanto, el producto de la concepción es desde su primer instante un ser humano; y lo anterior se confirma incluso con su nombre: “producto de la concepción”.

En efecto, si “concebir” quiere decir dar origen a algo nuevo, cabría preguntarse: concepción, sí; pero, ¿de qué? Las bases y límites del Consenso Quizás una de las características más llamativas dentro del amplio espectro de doctrinas englobadas bajo el rótulo “positivismo jurídico” es la neta y tajante división entre el mundo del ser y del deber ser, entre el ámbito del Sein y del So/len, siendo sólo posible desde su perspectiva arribar a datos racionales o “científicos” en el primero de ellos. Por el contrario, a su juicio, el mundo de los valores pertenece al ámbito de lo ¡rracional, motivo por el cual queda sujeto a los pareceres y sentimientos más dispares que debe ‘asumir’ cada cual a su manera.

Lo anterior se une además a otra premisa fundamental, como es sabido: una marcada autonomía moral del sujeto, esto es, que cada individuo, dentro de su más amplia esfera de libertad, es quien determina su propia moralidad, siendo así absolutamente soberano para dar la orientación que estime conveniente a sus propias acciones, supuestamente —así suele decirse— de un modo responsable. De esta manera, respecto del ámbito moral, se unen irracionalidad y autonomía, lo que en verdad resulta bastante llamativo, si se toma en cuenta la importancia fundamental de este orden de cosas para la vida humana.

Ahora bien, el problema se presenta de inmediato debido al carácter social del ser humano; o, si se prefiere, razones mínimas de convivencia hacen aconsejable al menos proporcionar algún marco normativo para la interacción mutua, a fin de evitar una especie de “estado de naturaleza” al estilo hobbesiano. Mas, este mecanismo es sólo formal, no sustancial, hablándose en no pocas oportunidades de meras “reglas del juego”, sobre todo a propósito del sistema democrático.

Es por este motivo que aun cuando se hayan planteado algunos caminos para intentar dotar de ciertas ‘reglas mínimas’ a la discusión ética, por lo general, se las concibe como meras pautas procedimentales, que a lo sumo pretenden impedir el uso de la violencia —al menos de manera no regulada—, pero que en ningún caso dan alguna pista sobre el fondo de dicha discusión o, si se prefiere, que no arriban a contenido material alguno a este respecto. Sin embargo, todas estas “reglas” se justifican, aún sin saberlo, en un dato bastante más real y “objetivo” o, si se prefiere, bastante menos “irracional” o meramente “asumido” de lo que se cree. Este dato no es otro que la consideración de la persona como un ser digno, que merece respeto y, por tanto, que no puede ser tratado de cualquier manera.

Sólo este sustrato implícito explica por qué se considera ilegítimo el uso de la fuerza —al menos de una manera no regulada— o, también, la imposición de unos sobre otros o, si se prefiere, por qué son defendidos el diálogo y la tolerancia, tenidos como valores absolutos. Dicho de otro modo: el contenido de la moral, sea individual o social, puede ser cualquiera —en virtud de su supuesta irracionalidad y la autonomía de los sujetos—, con excepción de la tolerancia y del consenso.

En estos aspectos se impone, por así decir, un curioso dogmatismo o, si se prefiere, un llamativo “objetivismo moral”: todo es discutible, excepto que tenemos que discutir (debido a lo cual resulta inaceptable que unos intenten imponerse a otros por la fuerza) para llegar a determinar lo que se considera bueno o malo.

Mas aún cuando se trata de un objetivismo moral meramente procedimental, a fin de cuentas descansa sobre la misma convicción —no importa si es más ‘racional’ o ‘sentimental’—: la consideración del sujeto (o al menos de algunos sujetos) como dignos de respeto o, si se prefiere, se manifiesta en un curioso consenso (que incluso podría asimilarse a un ‘dogma’, desde estas mismas premisas) en cuanto a la condena del uso de la violencia.

Se podrá decir que esta conclusión (preferir el acuerdo a la violencia) resulta evidente, y así es. Mas, el problema de su ‘evidencia’, desde la perspectiva que se está comentando, radica en que para ella esta conclusión arranca o de valores ‘preasumidos’ (motivo por el cual resulta impropio hablar de ‘evidencias’, porque lo ‘evidente’ no sólo alude a un dato real y objetivo, sino, además, indubitable), o de los hechos, esto es, de las consecuencias o resultados —también evidentes— que origina acudir al consenso por un lado, y a la violencia por otro.

En este último evento, no cabe duda de que es mejor el primer resultado que el segundo; mas, de ser coherentes con estas premisas, se estarían desprendiendo valores a partir de meros hechos, o si se prefiere, se estaría concluyendo lo positivo o benéfico del consenso en vez de la violencia, por los resultados a los que conduce una y otra forma de proceder.

Mas, esos resultados son simples hechos, datos, un Sein; comprobables, pero absolutamente independientes del mundo de los valores, un Sollen. En consecuencia, y de acuerdo a la llamada ‘falacia naturalista’ —otro lugar común de la epistemología positivista—, se estaría dando un salto lógico, a partir—se insiste nuevamente— de las premisas manejadas por estas corrientes (y no de la realidad de las cosas, evidentemente).

También existe otra premisa más fundamental todavía, sobre la cual se ha construido este sistema de acuerdos procedimentales que parte del ‘dogma’ según el cual, el acuerdo es mejor que la violencia (‘dogma’, se insiste, porque no se puede demostrar racionalmente en el plano de los valores, ni desprenderse de los meros hechos, de acuerdo a estas premisas). Este ‘dato’ es absolutamente obvio, pero por lo mismo, muchas veces es pasado por alto. Consiste en que los sujetos que actúan en el acuerdo, son capaces de ponerse de acuerdo.

O, si se prefiere, se está partiendo de la base de que los sujetos intervinientes son racionales, motivo por el cual pueden intercambiar ideas, visiones del mundo. Lo anterior no deja de tener su importancia.

En efecto, puesto que el carácter de ‘persona’ es un atributo que de acuerdo al positivismo jurídico kelseniano es ‘dado’ u ‘otorgado’ a los sujetos por el ordenamiento jurídico (al punto que aquellos a los que no se les atribuya este carácter, no serían ‘personas’), da la impresión de que es la ley positiva la que determina con absoluta autonomía quiénes son y quiénes no son ‘persona’.

Mas, de existir realmente esta autonomía, esto es, si en verdad la ley positiva pudiera determinar quiénes son o no ‘persona’, no sólo podría quitarle dicho carácter a ciertos miembros de la especie humana (como ocurre, por ejemplo, muchas veces con los no nacidos), sino que, además, podría otorgárselo a otras clases de seres de tipo no humano, como animales, plantas o incluso cosas. Es decir, de ser coherentes con este planteamiento, la calidad de persona sería algo absolutamente accidental o artificial (creado por el hombre) y, por lo mismo, no dependiente de calidad ontológica alguna: cualquier cosa, cualquier ente podría ser ‘persona’, calidad que sería, en definitiva, otorgada o quitada libérrimamente por medio de la ley positiva. Con todo, debe recordarse que esta ley positiva emana, a su vez, de otras ‘personas’, cuya calidad de tal también tendría el mismo origen. Así las cosas, y como puede verse sin mucha dificultad, el círculo vicioso resulta manifiesto.

Lo anterior es, evidentemente, imposible: la calidad de persona depende de algo previo a la mera calificación jurídica: o si se prefiere, hay que tener cierta calidad ontológica para poder ser persona, porque como es sabido, ‘nadie puede dar lo que no tiene’. Mas, con esto se está reconociendo que el normativismo (esto es, la capacidad, en teoría omnímoda de la norma jurídica para determinar qué es Derecho y qué no, para el positivismo) posee límites, que no es absolutamente arbitraria y autónoma.

Significa, en suma, que la calidad de persona no es algo a otorgar o quitar arbitrariamente, sino un atributo que debe reconocerse, porque en caso contrario —se insiste— podría ser otorgada a cualquier ente. De este modo, pareciera que el mundo del ser y del deber ser no resultan tan independientes el uno del otro, porque lo establecido por la norma (un Sollen) depende de un dato previo (un Sein). En consecuencia, reconociendo que es a partir de una calidad ontológica que deriva a su vez la calidad de persona, de ser coherentes, también es necesario concluir que es el voto (la base del consenso) lo que depende de la persona, y no lo contrario. Esto es, que para que haya votos, medio a través del cual se posibilita el consenso, se requiere de ¡a existencia previa de personas, puesto que son los votos los que dependen de la persona, y no la persona de los votos. Esto no deja de tener nuevamente su importancia, porque si el voto (un accidente) es sólo un efecto de algo previo (una sustancia, la persona), dicho efecto no puede desentenderse de o ir contra su causa. De esta manera, los votos, como manifestaciones de la persona, no pueden quitarle dicho carácter (el de persona) a nadie, a ningún ser humano, como tampoco dárselo a un ente distinto del hombre mismo

·- ·-· -······-·

Max Silva Abbott, argumentos a favor del aborto

 

Argumentos a favor del aborto Científicos y Jurídicos
3 (60.71%) 84 votos

290 pensamientos en “Argumentos a favor del aborto Científicos y Jurídicos

  1. brian

    el debate aborto es solo es un sugestión basada de argumentos que se contradicen y no están totalmente comprobados. La única forma de que no hayan abortos es que no tienen que haber embarazos sin preparación y para ello se necesita una mejor educación y un mejor manejo del tema . es simple una cosa lleva al otra.

    Responder
  2. Sofía

    ¡ABORTO LEGAL EN URUGUAY!
    ;D Muy feliz por mi país. ABORTO LEGAL Y SEGURO. Nada de clandestinidad, porque por más que estén en desacuerdo con el aborto y no sea legal, muchas mujeres se lo realizan abortos clandestinos.
    Nada de oposiciones religiosas, discriminación, etc, etc.

    MUJERES DUEÑAS DE SU CUERPO.

    Responder
  3. CARO

    JUAN pero que descarado el meter el obligar a la mujer a tener a su hijo y el “cada quien debe hacerse responsable de las acciones que realiza” en una misma oración. Cuantos hombres abandonan a sus hijos a la deriva y ni siquiera sienten peso de conciencia, y la probe mujer que aborta llena de culpa y preocupacion tomando la desicion jajajajaj CON QUE CARA!

    Responder
  4. CARO

    Que caso tiene hablar por la voz de otro? Las MUJERES, y solamente ellas tienen derecho a tomar desicion sobre su cuerpo, y en el caso del embarazo, la de su hijo, porque es ella quien en almenos el 98% de los casos hará el camino para guiar a su hijo a las situaciones estables de la vida.

    Estoy a favor del aborto, porque creo que si una madre decide abortar, si quiere, con el dolor de su alma, matar a esa criatura que lleva dentro, y que toma ya parte de su propia alma, es porque tiene una causa, y una razon verdaderamente fuerte como para cometer tal sacrificio…¿o creen que es algo de llegar y decir: ¨voy a matar a mi hijo¨? QUE FACIL SERIA ASI!

    Ponganse un poquito en el lugar de la otra, en vez de realizar tantos prejuicios a esa mujer, preguntense que tan pauperrima es la cultura sexual que se imparte en la sociedad, en base a la ignorancia, como para tener que llegar a ese punto. CULTURA.

    Y a la mujer que quiere abortar: Tranquila, que aunque el mundo entero esté en contra tuyo, solo tú sabes por qué lo haces.

    Responder
  5. Juan

    El aborto no es la solución a la irresponsabilidad de la sociedad actual, cada quien debe hacerse responsable de las acciones que realiza.
    Además la ética, la moral y la verdad son objetivas, valen por sí mismas y no deben cambiar según los tiempos, modas o pensamientos de cada uno; por creer que la verdad es subjetiva (como sucede actualmente) es que el mundo se encuentra como lo está en estos momentos: lleno de inmoralidad, dolor, injusticia y sufrimiento. El defender la vida no es algo conservador, retrógrado o “religioso”, es una cuestión de lógica, conocimiento y un razonamiento crítico y profundo.

    Responder
    1. Lulú

      Quien eres tu para decirnos a nosotras que tenemos que hacer con nuestra vida?
      Si no te gusta el aborto no lo practiques
      Deja en paz a las demás.
      Aquí la gente tiene mucha cara dura, todos a decir que el aborto es malísimo pero nadie se ofrece a cuidar al bebé, muy listos somos todos.

  6. vero

    hola.pues yo estoy en contra del aborto yo tube a mi bebe alos 15 anos y no por eso tendria que abortarlo si ala edad de 14″15″16 anos tenemos la desison de tener sexo pues tanbien ay que asumi las consecuensias de nuestras desisiones el bebe o feto no pidio benir al mundo y si por inmadures o descuido de la muger ti ene que pagar un hinosente yo creo que deberian darle carsel por quitarle la vida a un hinosente pero nosotros no somos nadie para gusgar a la gente solo dios lo ara asu timpo y le dara el castigo que merese solo dios sabe porque pasa eso pero tanbien las madres deberian ablar con sus hijos y explicarles los riegos de tener sexo tan jobenes pero ay mamas por pena no l asen tengas la edad que tengas un bebe es tan bello pero vivimos en un mundo yeno de maldad ay madres quematan golpean asus hijos aun ya nasido padres que los violan asi que mi punto de bista sobre este tema sino quieres un bebe cuidate usa precausiones que ay muchas para aserlo pero la desision que tomes sea para vien o mal solo tu bas asufrir las consecuensias de tus actos nosotros no debemos gusgar anadie ok un bebe te cambia la vida son tan bellos hermosos no aborten no los maten ellos son vida sangre de tu sangre y mugeres y hombres no al aborto y si ala vida sea cual sea la sircustansia que fue creado el bebe al menos yo lo vivi y salo alas 15 anos tube ami bella hija que aora tiene 16 anos de vida ok

    Responder
    1. Lulú

      Yo en tu lugar hubiera abortado puta de mierda.
      Sin embargo no te voy a criticar por haber abortado ni a juzgar porque me la trae al pairo lo que hagas con tu vida, eso es lo que tenemos las que estamos a favor del aborto, decidimos qué hacer con nuestros cuerpos pero no andamos diciendo qué tienen que hacer con los suyos
      POR QUE NO PIDES EL NUMERO DE CUENTA Y NOS MANDAS DINERO A MI Y A MI BEBÉ NO???

  7. yoli

    La verdad es que me gustaría saber cual es el caso al que te refieres de todas las cartas.Si para todas fue un regalo
    Pues dejalo que lo sea, dejale formarse, dejale nacer, dejale crecer, dejale vivir, dejale pensar..!

    Responder
  8. Alison

    Vale, hay 1 caso en el que la madre no se arrepiente de nada, ¿te atreves a compararlo con la cantidad de abortos ilegales que se realizan cada día? Un ser humano es un ser pensante y CONSCIENTE y, por mucho que te duela admitirlo, un feto NO es ni lo uno ni lo otro.

    Responder
  9. yoli

    Mientras esté vivo, es una vida que hay que respetar, puedes ver por ejemplo las historias de bebés con anecefalia, con una vida fuera de su madre muy breve. Puedes ver la historia de Angel. Su madre dice que “tenía en su carita una gran paz, era precioso, gordito, con una piel preciosa, valio la pena todo”.
    anencephalie-info.org/sp/angel.php

    Responder
  10. Alison

    Es irresponsable de tu parte que decidas por alguien más y pongas la “moral” de por medio.

    También es irresponsable que creas que estar vivo y sufriendo es lo mejor.

    Cuando el feto es inviable NO DEBE nacer. ¿Por qué? POR QUE ESA CRIATURA NO PODRÁ VIVIR. Tú no pagarás el daño psicológico generado a esa pobre mujer al saber que LE OBLIGASTE a gestar una vida que no podría querer, a la que no vería crecer y con la que no podría compartir parte de su vida.

    Tú no estarás para ella cuando finalmente llegue el doctor diciendo: “lo siento, tratamos hasta lo imposible pero no pudimos hacer nada”. No vas a estar con esa mujer cuando, por gente con tu postura ella ya no podrá tener otra criatura a causa de haber gestado a la que estaba gestando.

    Tú nunca irías a llorar a su tumba si en el peor de los casos la madre MUERE por gestar a su bebé.

    Alicia en el país de las maravillas es una historia perversa. No se por qué la metes en el tema ya que hablamos de VIDAS. Si hablas del derecho a VIVIR y a ser respetado entonces replantéate en tu postura ya que NI RESPETAS LA VIDA DE LA MUJER ni RESPETAS SU DERECHO A DECIDIR SOBRE SI MISMA, forzándola a un sufrimiento por el que nunca vas a pasar.

    Responder
  11. yoli

    Hola Alison, siento decirte que no vivimos en Alicia en el Pais de las Maravillas.. y lo realmente moral es que todo el mundo a pesar de las circunstancias adversas que hay tiene DERECHO a nacer, a vivir, a ser respetado, querido, apoyado, a tener oportunidades, a luchar por algo en la vida y si tu o alguien no lo quiere puedes dalo en adopción.Para muchas personas es una oportunidad para crear una familia

    Responder
  12. maryus

    Hola Yan,en la fecundación, es decir en el momento en que el espermatozoide se une con el óvulo de la mujer ambas celulas tienen genes por tanto eso va a dar lugar a la formación de una persona, un ser vivo como tu y yo. Que solo se formara y nacera si RESPETAMOS las fases de crecimiento hasta que llegue a su maduración y pueda nacer

    Responder
  13. Alison

    … es que no me lo puedo creer :-*

    El único argumento que leo de parte de todos ustedes, panda de egoístas inconscientes es “¡es una vida! ¡tiene derecho a vivir! ¡es inmoral!”

    ¿No es inmoral dañar psicológicamente a una mujer a obligarla a parir cuando el feto es INVIABLE? ¿Y cuándo la criatura sufre de muerte intra uterina? ¿Y cuando la criatura nace con un daño en el cerebro?

    ¿No es inmoral, panda de babosos imponer a una “pobre criatura” como dicen ustedes a venir a este planeta lleno de asesinos, violadores, ladrones, políticos corruptos e inmensa injusticia, sabiendo que no tendrá las mismas oportunidades o facultades que el resto de las personas?

    Si estoy a favor del aborto por completo, les respondo: NO
    Si estoy de acuerdo con su postura también respondo: HELL NO.

    Una vida que no se puede disfrutar al 100% no es vida, es un martirio. Pero a ver, ¿qué importa si debe vivir postrado en una cama de por vida? ¿Qué importa si no puede correr y tirarse en el cesped con ganas? ¿Qué importa si a causa de sus dolores termina llorando cada noche él o ella y su familia?

    Claro, está vivo, ¿QUÉ IMPORTA SI ESTAR VIVO ES SU PROPIO INFIERNO, verdad?

    Responder
  14. yan acosta

    donde esta el problema en que un feto muera si su muerte no le produce ningún efecto negativo así a el feto. y además una persona tiene derecho sobre si misma. primero piensen y después argumenten.
    coloquensen en los zapatos de los otros manada de egoístas>
    haber si yo me arranco un cabello no seria asesino por que es un a celula igual pasa con los fetos

    Responder
    1. Lulú

      SI TENEMOS QUE NACER VAMOS A NACER DE TODOS MODOS , DE UNOS PADRES O DE OTROS.
      Yo he nacido y no creo que fuera gracias a mis padres, no soy una persona religiosa pero creo que si a un feto lo abortan si tenía que nacer, nacerá, aunque sea de otra madre.
      Son ustedes unos inrespetuosos que estén a favor del aborto no nos importa a nadie, al menos a mi no, la cosa se complica cuando creen que tienen derecho a decidir sobre las vidas ajenas, nosotras APOYAMOS EL ABORTO pero no vamos obligándole a nadie a abortar, al contrario que vosotras que creeis que sois dueñas de la vida de los demás.
      Un ultimo punto, qué coincidencia que los países desarrollados estén TODOS a favor del aborto verdad??? Precisamente los que estáis en contra sois de paises que no están ni en Europa.

  15. arythax

    hola a todos…. yo estoy en contra del aborto, prq los bbs tienen deresho a vivir y todos nosotra tambien por fabor no mas abortos en nuestro pais… :'( ….
    Grcias y x fabor no mas al aborto

    Responder
  16. lucia

    Hola Maria, existen diferentes alternativas tanto para la madre que tendra por supuesto que tener un periodo de recuperación en esta situación que nos es nada fácil y para el niño que antes de matarlo podemos darlo en adopción: NO TUVO LA CULPA

    Responder
  17. maria mora

    mi opimnion hacerca del aborto es ke en algu8nos casos con razon de deveria practicar por ejemplo cundo la mujer ews violada

    Responder
  18. Vanesa

    Hola Erik, o tambien nos podriamos poner en otra situación, que pasaría si tu “Mujer” tuvieras la posibilidad de darlo en adopción a otras mujeres que les gustaría poder dar a ese niño no nacido el cariño y atención que necesitan y por supuesto nos lo podiamos plantear en todas situaciones!

    Responder
  19. Erik Edrael Alonso

    Soy alumno del colegio de ciencias y humanidades plantel valleo en mexico df. actualmente curso el 6to semestre de bachillerato y tengo 18 años… consulte esta pagina para apoyarme en el material de esta pagina lo cual me ha ayudado bastante. Por lo que he notado.. la mayoria de los comentario aqui expuestos por las personas parecen estar en mayoria en contra del aborto… ya que consideran… es matar a un ser viviente… pero podriamos ponernos en UNA SITUACION COMO ESTA.. que pasaria si tu, “MUJER” tienes y sabes de las pocas posibilidades que tienes para poder darle a ese ser una vida plenaa….desee el punto de vista de todos, es gracias a nuestra logica moral que decimos que es moralmente incorrecto pues tenemos valores como personas.. y los defendemos… YO TAMBIEN CONSIDERO QUE EL ABORTO ES UN ACTO INCORRECTO… pero a pesar de incorrecto… AVECES ES NECESARIO… y es ahi cuando tenemos que ir EN CONTRA DENUESTROS PRINCIPIOS… primero definiendo y conociendo cuando empieza a ser persona… si es el alma lo que define a una persona. entonces cuando el alma ingresa a nosotros… LA RESPUESTA SERIA… NO SE!! de todos… algunos asumen que es desde la concepcion.. pero que es el alma? es aquella quenos permite mover?? sentir?? pero si preferimos no hacernos bola y solo decir que es inhumano ES ACEPTABLE… PERO TODOS LOS ARGUMENTOS EN CONTRA DEL ABORTO PARECEN SER DEBILES…La violacion… Porcos violadores terminan el acto sexual…las violaciones se denuncian pero no en su totalidad y la discusion no terminara… pues la mayoria aceptaremos que es incorrecto pero en una situacion asi… tendriamos que tomar la dificil decision de decir que no a la vida de un ser inocente.. ooo ustedes que opinan

    Responder
  20. fernanda couoh

    hola a todos ….yo pienso el aborto apesar si fuera de una violacion tiene derecho a nacer ,CUANDO ya nacimos ya tenemos derecho a tener a una nacionalidad,educacion y tener derecho a conocer a nuestro padre y a nuestra madre …..

    Responder
  21. andres

    Sólo tres grupos de izquierda y uno social cristiano rechazan todo aborto

    Redacción. Tres organizaciones de la izquierda cristiana española, “Solidaridad y Autogestión Internacionalista”, el “Colectivo Autogestión” y el “Movimiento Cultural Cristiano” además de el partido social cristiano Alternativa Española (AES) son radicalmente anti abortistas. Los movimientos de izquierda se desmarcan del actual régimen socialista español y señalan que están en contra del aborto “porque somos de izquierda”. AES recuerda que ningún aborto es legal, ni el del PSOE ni el del PP con sus tres supuestos. Podeis jejar vuestra opinión en este blog .

    Para ellos, “no existe” verdadero enfrentamiento entre el Partido Popular de centro derecha y el actual Partido Socialista en materia de aborto, porque “en los 8 años de gobierno del PP el aborto ha aumentado un 37%, estando próximos a los 80.000 abortos por año”; mientras que los socialistas “pretenden ocultar con medidas ‘pseudoprogres’ como la del aborto su alianza con la extrema derecha económica”.

    “Nosotros somos izquierda, somos socialistas – de una u otra vertiente del socialismo-, porque defendemos, sin reservas ni dilaciones, la socialización de los medios de producción” dicen las organizaciones firmantes; y señalan que “es una falacia la equiparación izquierda-aborto”.

    También, según señalan, “una enorme contradicción: hay vida, y vida humana personal en el óvulo fecundado que anida en la madre. Y se destroza una vida humana – casi siempre con procedimientos de una horrible crueldad para el feto humano que siente- al destruirle. No es parte del cuerpo de la madre: es un ser humano distinto. Y como tal ser humano tiene sus derechos: tanto como los ancianos, como los minusválidos, los subnormales, los incurables, lo ‘antisociales’, todos aquellos a los que la permisión del aborto pone en la lista de los futuros condenados, porque no se les va a considerar personas humanas con derecho a la vida, sino partes molestas de una sociedad que no les desea”.

    En la ultima manifestacion de Madrid, militantes de AES con pancartas y carteles estuvieron en la concentarción acompañando al Secretario Nacional de Organización, José María Carrera. La pancarta de AES dejaba muy clara la posición del partido: “Ni aborto del PSOE ni aborto del PP”. En clara alusión a que la lucha provida es contra toda ley del aborto. El objetivo debe ser que ningún tipo de aborto sea legal en España. La periodista Cristina López Schlicnting, que leyó el manifiesto, dijo que iba a entrar en vigor “una de las leyes más inicuas de la historia democrática”. En realidad la ley más inicua inició su andadura hace 25 años y es la ley que el Partido Popular quiere mantener.

    COMPAÑEROS VIVA LA REVOLUCIÓN DE LA VIDA MUJER DECIDE POR EL NO LUCHA POR LA CAUSA NO COMPLAZCAS AL CAPITALISTA ABORTANDO POR QUE TE LO COBRARÁ CARO ASÍ COMO EL PATRÓN EXPLOTA AL OBRERO EN SUS TIERRAS ASÍ LA MUJER ES LA TIERRA EL PATRÓN ES EL MEDICO Y EL FETO ES EL OBRERO QUE ESTA SIENDO EXPLOTADO INJUSTAMENTE POR ESE PATRÓN QUE LO DESMIEMBRA, TAMPOCO AL “IZQUIERDISTA” PRO ABORTO QUE SE DICE DEFENSOR DE LOS “DERECHOS HUMANOS” CUANDO EL FETO ES UN HUMANO TAMBIÉN SOLO SON TRAIDORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA VIDA Y EN CUANTO A LOS SUPUESTOS SOLO ES UN INVENTO DEL TIRANO CAPITALISTA QUE QUIERE QUE HAYA MENOS PUEBLO PARA EXPLOTAR MAS FÁCIL LAS MENTES Y LA MANO DE OBRA DE LOS QUE QUEDAN PARA QUEDARSE CON LA PLATA DEL PUEBLO Y ASÍ NO DARLES MAS GARANTÍAS A LA CIUDADANÍA NI AL PUEBLO Y RECUERDEN QUE ESPIRITUALMENTE ES PECADO CONTRA LA OBRA MAESTRA DE DIOS VIVA CRISTO REY VIVA LA REVOLUCIÓN DE LA VIDA ABAJO EL OPRESOR PATRONAL MEDICO MUJER DEFIENDE AL PROLETARIADO QUE ES TU FETO JESUCRISTO NUESTRO SANTO LIBERTADOR MARÍA SANTÍSIMA CUO-REVOLUCIONARIA DE LA
    VIDA LOS BENDIGA

    Responder
  22. lorena

    Hola Carlota, he leido tu caso y de corazón me cuesta creer que permanezcas indiferente ante lo que hiciste
    A mi modo de ver seria mucho más humano, segun la situación que cuentas haberlo dado en adopción; porque SI y siempre SI hay alguien que puede venir a cuidarlo a darle la atención que necesita al niño que esta por nacer de este modo viviriamos con la conciencia tranquila sabiendo que estamos creando una sociedad mucho mas HUMANA

    Responder
  23. david

    Hola John, en el caso de la violación, esta claro que la persona afectada necesitara ayuda para superarlo, en este caso la muestra mejor para poder ayudarla es que conozca que lo puede dar en adopción; hay muchas familias que pueden cuidarle y darle el cariño que necesita el bebe
    dices tb por pura y exclusiva decision de la afectada?? y porque no pensamos en el niño? en el bebe que lleva dentro, que es inocente y no tiene la culpa!

    Responder
  24. azu

    Hola Irene, no lo sabra sino le dejas no te parece?? deberiamos de respetara las fases del ciclo de formación del bebe!si todas las personas tuvieran que decidir lo que quieren hacer sin tener en cuenta las consecuencias… seria un completo caos, perderiamos el respeto por las personas, la vida, a todo!

    Responder
  25. Irene

    Me parece el colmo que haya gente que piense que el aborto deberia ser ilegal… No es matar, por que el ser que se esta formando aun no tiene conciencia y le dara igual si nace o no por que nunca lo sabra… ! además, una de las condiciones de que un embarazo vaya bien, es desear el embarazo, y si has tenido un accidente por que se te ha roto el condón pues veo bien que abortes. El aborto debe ser legal para que cada una pueda decidir lo que quiere hacer.

    Responder
  26. Carlota

    Quería compartir con todos los miembros del foro mi caso personal:
    Yo me quedé embarazada a los 18 años recién cumplidos de el que, hasta ahora, es mi pareja. Yo tomaba la píldora pero, siempre le tiene que tocar a alguien, nosotros fuimos ese pequeño porcentaje al que no le funciona. Además de eso SIEMPRE utilizábamos preservativo. Parece obra de una mala suerte descomunal pero lo cierto es que una de esas veces no funcionó ningún método de los que solíamos utilizar. Los dos estábamos estudiando y nuestro futuro parecía quedarse truncado debido a mi embarazo. Nos amábamos pero aquello nos destrozaría la vida para siempre así que decidimos que abortaría. Lo hice. Terminamos la carrera y nos mudamos juntos a un pueblecito costero precioso. Allí nos casamos y tuvimos nuestra primera hija en común unos años después.
    Ahora soy una mujer feliz que quiere a su pareja y que tiene una familia con él. Que pudo continuar con su vida, acabar los estudios, viajar, disfrutar de mi juventud. No me arrepiento para nada de aquello, al igual que tampoco lo hace mi marido. Quiero decirles a todas las chicas que no se dejen engañar con falacias y falsos miedos de “eso caerá sobre tu conciencia” o frases del estilo. De lo único que se arrepentirán será de haber abandonado todo aquello por lo que luchaban y que, además, hallan dejado a la sociedad decidir acerca de qué se debe y que no se debe hacer hacer con el cuerpo de una.
    ¡ES SU VIDA! Solo suya. Nadie va a venir a cuidar a ese niño. Os dirán que es inhumano pero no pensarían igual en su posición.
    VIVAN. DISFRUTEN. AMEN. Mi consejo sobre este tema es: [i]”Mientras mi conciencia siga tranquila, que el mundo diga lo que quiera”[/i]
    MUCHA SUERTE A TODAS

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *