Aborto anencefalia: La historia de Lucia Maribel

Era un 3 de enero del 2003 no sabíamos que venías tuve un retraso y yo estaba cuidandome con la T de cobre no sabia que se había movido espere unos días más por si acaso pero fue inútil no me venia mi mes decidimos con tu papá hacerme un examen de sangre el cual dió POSITIVO no te miento teníamos mucho miedo, al menos yo, tenía a tus hermanitos Gianfranco y Ricardo aún chiquitos de 2 años y aún lactando (son gemelitos) realmente estaba muy asustada no sabía si iba a poder cuidarlos a uds. tres. Tu papá igual no sabia que hacer no tenía un trabajo seguro y estaba muy asustado; pero nos calmamos y nos pusimos a pensar donde comian dos podian comer tres o cuatro y decidimos seguir adelante.

Día a día ibas creciendo en mí y estaba segura que eras mujercita mi corazón me lo decia y no me equivoqué,seguia mis controles normalmente ya en el cuarto mes me hicieron una ecografía lo noté al dr. muy confundido y tardó bastante tiempo en hacerme la ecogafía pero por miedo no le pregunté lo que pasaba y me dijo que en mi obstetra iba a decirme como había salido todo, llegó el día de mi consulta y según mi obstetra todo estaba perfecto confíe en él total es un profesional y sabe su profesión seguimos adelante cada día más felices, pero yo asustada porque no te movías, yo no te sentía como sentí a tus hermanos cuando estaban dentro mío. Le dije a tu papá que queria hacerme una ecografía y me dijo que esperáramos al quinto mes que se te podia ver mejor y así fué por intermedio de tu tía Katia que trabaja en el Hospital Loayza (Perú) me hicieron una ecografía y el ecografista de nuevo tardo y ya no pude más y pregunté que pasaba no me respondió nada,después de mucho rato él me preguntó muchas cosas:

¿como había sido el comienzo de mi embarazao?
¿tenia muchas naúseas?
¿me habia bajado sangre?

Después me dijo que estaba muy sorprendido y le pregunté porque y me dijo que estuviera tranquila que lamentablemente tu eras anencefálica y me explicó lo que era. En ese momento quería que la tierra me tragara, quería morir no podía creer que mi linda bebé venia asi y que ibas a morir. Yo me hechaba la culpa de todo, deje de comer, lo único que me hacía pasar mi pena eran tus hermanitos que te esperaban con mucha alegria, tu papá estaba muy triste y tus abuelitos también no podíamos creerlo. Cuando fuimos a mi obstetra no pdia creer y tomo otra ecografía la cual dió los mismos resultados y nos dijo que teníamos que pensarlo bien en si seguir adelante con el embarazo o culminarlo de una vez. Yo dije no sigo hasta el último contigo yo no era quien para quitarte la vida solo nuestro Señor, él es el único permitido para hacear eso y así continuamos el día a día.

A partir del septimo mes comenzaron mis contracciones pero leves y seguí adelante con la espranza que las máquinas se habian equivocado contigo y que ibas a venir perfecta.

Llegué hasta los 8 meses y medio ya las contracciones venian cada vez más fuertes y seguidas tu papá me llevó de emergencia al hospital no podia dar a luz normal sino por cesárea naciste un 30 de Agosto del 2003 a las 6.40 am (día de Santa Rosita) te ví, pedí que por favor no me durmieran de lejos logré ver tu cabezita que la estaban tapando y te acercaron a mí eras bonita te parecias a tu papá te dí muchos besos y te pedí perdón por el daño que te causé. Hasta el día de hoy no comprendo que hize para causarte eso. En ese mismo instante te bautizaron y te dimos el nombre de LUCILA MARIBEL me llevaron a sala de recuperación y al mediodia a mi cuarto ahí me enteré que habias dejado dejado de existir 9.40 am aprox. lloré mucho, sé que tu papá te pudo ver todavía viva, él también sufrió mucho solo tuvo que hacer los trámites para tu cremación y aún así espero que yo saliera para ayudarlo porque no podia más por el dolor. No querian entregarnos tu cuerpo en la morgue luché mucho por ello y lo consegui te entregaron en mis brazos y pude cargarte no quería que nadie nos separara pero teníamos que llevarte a cremar porque tu papá y yo lo decidimos así. Tus abuelitos Ricardo y Tati llegaron a conocerte y tus hermanitos también querian cargarte y no comprendían que tú ya estabas muerta eran muy chiquitos para comprenderlo pero aún te quieren por que yo les hablo de tí además tus cenizas estan aquí entre nosotros.

Cuanto te amo mi chiquita ahora sé que hay otras mujeres yo como que entienden mi sufrimiento.

Te adoro chiquita linda y simpre estarás en nuestros corazones.

A mi Querida LUCILA MARIBEL.

 

Fuente:  http://www.anencephalie-info.org/sp/lucila.php

Aborto anencefalia: La historia de Lucia Maribel
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *