Aborto anencefalia: La historia de Facundo Ezequiel

A mediados de Octubre de 1991 supe que un pequeñín crecía dentro de mi, fue una noticia inesperada pero me puso feliz, la situación no era nada fácil, yo tenia 19 años vivía con mi abuela y estaba estudiando para maestra jardinera.Mi novio con inmaduros 25 años estaba sin trabajo y viviendo con su mama.De todas maneras sin dudarlo  supimos que llegarías a nuestras vidas a mediados de Junio, a mi abuela no le parecía bien que una adolescente hubiese quedado embarazada así que me sugirió que viviera con el papa del bebe para que la gente no hablara.

Así fue, convivimos nos llevamos bien aunque yo no estaba conforme con su idea de que su mama con unos ingresos de alquileres y jubilación nos mantuviera a nosotros y pronto a un bebe que demandaría gastos.  Me realice cada mes los controles correspondientes a mi embarazo, aunque el no tener recursos significa tener que atenderse en hospitales públicos pésimos con escasos insumos, cada mes mi pancita crecía pero recién para el séptimo mes podríamos ver a nuestro bebe a través del ultrasonido, corrían los años 91 y no era tan accesible realizar uno en forma particular como se hacen hoy en DIA.

Como no veía respuesta de parte de mi pareja por buscar un trabajo pensé que no podía cargar de tanta responsabilidad a mi suegra y decidí viajar con mi mama, su pareja y mis hermanas que se encontraban a 500 kilómetros de Buenos Aires (capital) por motivos de trabajo.Llegue con ellos el 4 de Abril, me lleve mis cosas y el bolsito que estaba preparando para mi bebe ,con su ropita, una mantita verde agua que tejí con mucho amor, muy poquito le había  comprado y algunas cosas me habían regalado.

El 8 de eses mes fui a la consulta habitual y todo marchaba bien, aparentemente.

Me sentía bien .La noche del sábado 11 mis hermanas salieron a bailar y me quede viendo tele hasta tarde, como a las 12.30 PM me empecé a sentir mal,como no había cursos PRE partos y todavía me faltaba para la fecha yo no sabia como serian las contracciones y mucho menos las esperaba todavía.Cada vez me dolía mas la panza pero pensé que era algo que me había hecho mal, cuando decidí llamar a mi mama para que fuéramos al medico sentí que un liquido salía de entre mis piernas,( había roto bolsa de liquido amniótico) inmediatamente subimos al auto directo al hospital, solo que no había lugar para internación y me derivaron a otro que estaba a 30 Km. de allí, todavía sentía sus suaves movimientos dentro de mi vientre y le hablaba para que estuviese tranquilo .Iba pensando que nombre le pondría,  todavía no lo habíamos decidido con el papa pero ya que lo iba a vivir sola seria la encargada de elegirlo, me acorde de una canción que decía “Facundo ha llegado al mundo a darnos un poco de felicidad….” Ese seria su nombre FACUNDO EZEQUIEL, me encanto…

Poco después llegamos por fin, la doctora me reviso, quiso escuchar con esa antigua corneta los latido del bebe y no podía, tuve miedo por el, empecé a rezar, vi que había en la habitación una imagen de Jesús y me puse en sus manos, solo le pedí por mi bebe.

Inmediatamente me llevaron a la sala de partos, sentí muchas ganas de pujar y así lo hice, la doctora hizo una expresión como ; UY NO!! (Después supe que fue al ver asomar su cabecita). En el primer pujo mi hijo salio completamente de mí, pude sentirme vacía, me quede inmóvil, paralizada, no sentí su llanto y supe sin que nadie dijera nada que no lo había resistido, las lagrimas invadieron mis ojos pero sin poder mover ni un músculo de mi ser, escuche a lo lejos que llamaron a mi mama para que lo viera, una enfermera se acerco y sin decir ni una palabra me tomo muy fuerte de la mano, solo quería morirme!!!

Por que a mi bebe? Por que a mi? Fueron muchas las preguntas que rondaban mi cabeza pero nadie me las contestaba, me enoje ,me enoje con Dios, a el le había pedido todo el tiempo por mi Facundo y ya no lo tenia…

Debido al skock  de ese momento creyeron que seria mejor que no lo viera y se lo llevaron, escuche: Varón, 860 gramos 30 centímetros, mi bebe tenia casi 7 meses de gestación.

Me llevaron a la habitación ,escuchaba llorar a todos los bebes que estaban con sus mamis en esa misma habitación y yo tenia una cunita vacía, me atormento tanto esa situación que al DIA siguiente pedí irme …sin alta , sin fuerzas, sin nada.

Ante de firmar unos papeles sugirieron hacerle una autopsia para saber el motivo de su muerte, los firme, sin saber ni que hacia….mi mama me había dicho que mi bebe no era para este mundo, ella lo había conocido, con inmensa tristeza me pidió que no lo viera, era su primer nieto, .era primer sobrino….era amado.

Los días siguientes fueron terribles no recuerdo nada puntualmente, no me levante de la cama por casi 15 días, comía porque me obligaban y pensaba una y otra vez hacer cosas terribles. Afortunadamente fui cobarde y no pude lograr lo que planeaba.

El 29 de Abril, un DIA horrible, sin duda el peor DIA de mi vida, había llovido mucho, me avisaron que habían remitido a mi bebe al hospital y que fuéramos a buscarlo para darle sepultura.

Es muy difícil explicar con palabras lo que sentí al verlo, me sentí mama desde que me entere que el estaba creciendo en mi vientre pero al verlo pude reconocerlo como parte de mi ser, ERA MI AMADO HIJITO ,no me impresiono verlo, era hermoso ,rosadito  ,gordito a pesar de sus 900 gs, lo observe con amor ,note que se parecía a su papa, increíble que no estuviera  ahí conociéndolo también, estaba en posición fetal, estaba desnudito y tenia su cabecita descubierta pero para mi solo le faltaba un huesito del cráneo  (acaso lo hubieran podido operar si vivía) nada sabia de su diagnostico y de esa terrible malformación,  no me anime a tocarlo , me dejaron solo unos momentos y me pidieron ropita para vestirlo, me acuerdo que lleve lo mas lindo que tenia, todo de blanco y les di también un juguetito y un chupete para que lo acompañara en su viaje a su casita en el cielo, Salí de esa sala y llore como loca….

Fuimos hasta el cementerio municipal de Mar de Ajo, ahí quedo su cuerpito y junto a el mi corazón  porque yo sentí que me morí con el….estaba muy triste y no encontraba consuelo.

Solo con el pasar del tiempo pude “aceptar” que su misión seria cuidarme desde el cielo, guiarme…y aunque el dolor que sentí al perderte “ANGELITO MIO” no se pueda superar nunca se que en el cielo no solo estarás con Dios si no también con mi papa y mi abuelo que partieron un Abril como vos y te esperaran con los brazos abiertos y con infinito Amor…Te ame apenas te supe conmigo, te ame cuando te sentí, te ame mas aun cuando pude conocerte y aunque me quede un gusto amargo por no haber podido tener la dicha de tenerte aunque mas no fuera unos minutos con vida en mis brazos, y abrazarte y besarte como hubiese querido,  necesito que sepas mi bebe querido que “Te amo y te amare hasta el ultimo momento de mi vida y cuando no tenga mas vida te amare toda la eternidad” Hijo querido; te recuerdo con inmenso amor cada DIA  y cada noche y vivirás siempre en mi corazón .Descansa en paz mi angelito.

Con amor, tu mami

 

Fuente:  http://www.anencephalie-info.org/sp/facundo.php

Aborto anencefalia: La historia de Facundo Ezequiel
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *