Aborto anencefalia: La historia de Ángel

La experiencia con mi hijo fué maravillosa, muy duro al principio, mi esposo y yo estabamos sumamente emocionados, igual mis papás, era nuestro primer bebé, todo estaba bien, los primeros meses me hice como dos ultrasonidos, en el cuarto mes, tenía cita con mi ginecóloga, por lo que me hice un ultrasonido, y fue en este donde encontraron el problema, recuerdo que estaba con el médico, mi esposo estaba afuera de la sala, atendiendo una llamada, vi que el médico hiso un gesto que me hiso penssar que algo andaba mal, le pregunte y no me contestó, espero que mi esposo entrará nuevamente, y nos dijo que le parecía, que había algo mal con el bebé, dijo que le parecía que era anencefalia, yo nunca había escuchado nada acerca de esta enfermedad, llamó a otro médico para confirmar la sospecha, nos explicaron que si era eso, el bebé no tenía posibilidades de vivir luego de nacer, que la enfermedad es incompatible con la vida, yo no lo podía creer, fué demasiado impactante, el médico me pidió que fuera al día siguiente a otra clínica para hacerme nuevamente el ultrasonido y confirmar o descartar, esa tarde y noche la pase llorando y con la esperanza que al día siguiente me dijeran que había sido un error, a la mañana siguiente fuimos a la clinica me hicieron nuevamente el ultrasonido y lo confirmaron, sentí que el mundo se me había caído, demasiado duro, y lo pero los médicos que me vieron me recomendaban abortarlo, mi mente se bloqueo tanto que no sabía que era lo que tenía que hacer, mi doctora me remitio al hospital para que me hicieran un legrado y yo todavía no sabía que era lo que hiba hacer, estuve internada solo un día, el médico que pasa de visita, me explico que era lo que pasaba y además que ahí no realizan abortos, que si quería hacerlo fuera a Miami, o una clínica privada, a final sobraron médicos que me ofrecieron hacerlo en una clínica privada, y esto lo escribo con toda la desepción, gracias a Dios reaccione, mi mente se abrió y me dí cuenta que lo que iba hacer era matar a mi hijo, pedí la salida y dije no, yo voy a tener a mi hijo, el va a estar dentro de mí hasta el momento que Dios se lo permita y hasta donde el quiera llegar, el vino a mi para vivir y cumplir con su misión, yo no le voy a quitar eso, cómo es posible que una madre le quite la vida a su hijo solo porque este este enfermo, ha sido la mejor desición que he tomado en mis 27 años, pase practicamente los 5 meses restantes en reposo absoluto, tuve amenasas de aborto, fue muy duro pero a la vez ha sido la mejor experiencia que he tenido, sentir su movimientos en mi panza, le conté cuentos, le canté canciones, pasaba hablando con él, no cambio eso por nada del mundo, aunque cientificamente digan que ellos no siente, no escuchan, yo creo que el amor puede todo, creo que mi hijo si lo hacía. Al termino de mi embarazo, me internaron y me pusieron suero para la inducción, él estaba sentado y transversal, y aún así los médicos no quisieron hacer la cesárea, porque era mi primer hijo y no querían maltratarme, bueno fue super doloroso, forceps, piquete, desgarre hasta un médico sobre mi estomágo ayudando a empujarlo, pero al final verlo fué la recompensa, lo más mágico y maravilloso, se lo llevaron a la encubarora, esto fué el 13 de noviembre del 2003 a las 12:35 am, lamentablemente quedé tan maltratada que no podía levantarme entonces durante todo ese día no pude ir a verlo sino hasta las 07:00 pm. lo toque, le hable, le di un beso en su mano, pero no pude alzarlo no me permitían sacarlo de su encubadora, esto es lo que más me duele, no lo pude alzar ni abrazar, estuve con el una hora, me fui a dormir y a las 11:30 pm de ese mismo día llegó una pediatra a avisarme que Ángel ya habia muerto y que si quería lo podía ir a ver, tenía en su carita una gran paz, era precioso, gordito, con una piel preciosa, valio la pena todo. El funeral fué al día siguiente. Mi esposo y yo vamos todos los domingos a visitarlo. Y en mi casa hice un jardín para él, todos los días de mi vida lo recuerdo y así será hasta el momento que nos reunamos nuevamente.

Ahora espero pronto poder tener otro bebé.

Por parte de mis papás que son maravillosos, tuve y tengo un gran apoyo.

Con amor

Liliana Montero

 

Fuente:  http://www.anencephalie-info.org/sp/angel.php

Aborto anencefalia: La historia de Ángel
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *