A más anticonceptivos más problemas sexuales para los adolescentes, Felipe Vizcarrondo y Adolfo Castañeda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar A mas anticonceptivos más problemas sexuales para los adolescentes, Felipe Vizcarrondo y Adolfo Castañeda

No son pocos los gobiernos y las organizaciones internacionales que

promueven una “educación” sexual que consiste en hacer disponibles

los anticonceptivos a los adolescentes1. Este tipo de “educación”

sexual, que podemos llamar

 

 

hedonista

, se basa en el mito de que

mientras más disponibles estén los anticonceptivos, habrá menos

casos de infecciones de transmisión sexual (ITS) y embarazos en los

adolescentes1. Muchos padres de familia y otras personas que

defienden una visión correcta de la sexualidad humana han alertado

al público acerca de esta falsedad. Pero no son solamente ellos,

también hay científicos que han estudiado el problema a profundidad

y han llegado a la misma conclusión.

Uno de esos científicos es David Paton, profesor de la Universidad de

Nottingham, en el Reino Unido. En abril del 2004, Paton publicó un

estudio en el cual aborda el tema de la “planificación familiar”

(anticonceptivos, incluyendo los que son abortivos) y los embarazos e

ITS en los adolescentes. El estudio utilizó datos que fueron obtenidos

en Inglaterra entre 1998 y el 2001. Paton concluyó que “el reciente

aumento de la disponibilidad de clínicas de planificación familiar para

la juventud

 

 

está vinculado a un aumento de los índices de ITS en los

adolescentes

 

 

, pero no a cambios en los índices de embarazos en la

mayoría de los grupos de cualquier edad”

 

 

2

. En otras palabras, en el

“mejor” de los casos, una mayor disponibilidad de anticonceptivos

 

 

ha

sido completamente inútil en reducir los índices de embarazos en los

adolescentes

 

 

, y, en el peor, esa disponibilidad ha sido

contraproducente, pues

 

 

ha contribuido al aumento de los casos de ITS

 

en ese mismo sector de la población inglesa.

Pero eso no es todo. El estudio de Paton también arrojó que “el

impacto adverso en las ITS ha aumentado

 

 

significativamente

desde

que la

 

 

anticoncepción de emergencia

[AE] se ha hecho disponible a

gran escala”. La AE consiste en la ingestión de píldoras

“anticonceptivas” u otros fármacos (como el Misoprostol) o en la

colocación de un dispositivo intrauterino (DIU o IUD), cierto número

de horas después de un acto sexual, en el cual no se usaron

anticonceptivos o se cree que estos fallaron y, por lo tanto, se piensa

que ese acto va a ser fecundo

 

 

3

. Como tanto las píldoras

1

 

 

 

Vid. , la sección “Educación sexual” en:

http://vidahumana.org/vidafam/edusex/index.php?option=com_k2&view=item&layout=item&id=518.

 

2

 

 

PATON, D.,

Random Behavior or Rational Choice? Family Planning, Teenage

Pregnancy and STIs

 

 

,” abril del 2004, pág., 2. Este informe se encuentra disponible

en formato electrónico de PDF en el portal de la organización “Women’s Concerned

for America”, https://concernedwomen.org/, concretamente en el enlace:

.

3

 

 

 

Visite, en el portal de VHI, las siguientes secciones en sus correspondientes

enlaces:

“Anticoncepción”,

http://vidahumana.org/vidafam/anticon/index.php?option=com_k2&view=item&layout=item&id=518.

“anticonceptivas” como los DIU a veces actúan impidiendo la

implantación de un embrión humano en el útero de su madre, de ahí

que la AE, al menos parte del tiempo, actúe como un

 

 

abortivo

3. Pero

la cuestión que está enfatizando Paton aquí es que

 

 

la AE no sólo no

ofrece ninguna protección ante las ITS (como se cree erróneamente

que sí ofrecen los preservativos)

 

4, sino que incluso parece ser que

está vinculada a su aumento

 

 

.

Inglaterra no es el único país europeo en el cual la “educación” sexual

hedonista ha fracasado de forma tan descomunal. Otro caso es el de

Suecia, considerado el “paraíso” de la “liberación” sexual y de la

“educación” sexual hedonista. Un artículo publicado en julio del 2002

así lo confiensa: “En Suecia, las actitudes de la sociedad hacia las

relaciones sexuales entre los adolescentes son liberales, y los asuntos

de salud reproductiva [anticonceptivos, incluyendo los que son

abortivos] son considerados de gran prioridad”5. El artículo también

afirma: “La educación sexual se ha estado enseñando en las escuelas

desde la década de los 50. La edad de consentimiento para las

relaciones sexuales es de 15 años. Desde 1975, el aborto se practica

a petición … Los preservativos y los anticonceptivos orales [píldoras

‘anticonceptivas’ y otros fármacos ‘anticonceptivos’] están disponibles

a bajo precio y la anticoncepción de emergencia se vende sin receta”.

Los que creen en el mito de que una mayor disponibilidad de los

anticonceptivos trae consigo una disminución de las ITS, pensarían

que los adolescentes suecos no tendrían problemas de ese tipo. Pero

se equivocan rotundamente. El estudio ya citado continúa diciendo:

“El embarazo entre las adolescentes no es común [claro, con tantos

abortos y anticonceptivos abortivos disponibles, cómo lo va a ser].

Sin embargo, los problemas de salud sexual y reproductiva

 

 

están

aumentando entre la gente joven

 

 

, … los índices de abortos de

adolescentes han aumentado, de 17 por cada 1.000 en 1995 a 22.5

por cada 1.000 en el 2001. Las infecciones de clamidia genital han

aumentado, de 14.000 casos en 1994 a 22.263 en el 2001. El 60% de

esos casos ha tenido lugar entre la gente joven y el mayor aumento

ha ocurrido entre los adolescentes”.

El sentido común nos dice que si a los adolescentes, cuya psicología

en ese período de la vida normalmente es bastante vulnerable, se les

ofrecen anticonceptivos en vez de valores, la mayoría de ellos va a

escoger el camino “fácil” y, al mismo tiempo autodestructivo, del

hedonismo. Precisamente, el artículo apenas citado se hace eco de

ello. “En 1999, el 55% [de los adolescentes de los dos sexos de 17

años de edad que fueron entrevistados en un estudio] habían tenido

relaciones sexuales… Se reportó el uso de drogas, múltiples

compañeros y relaciones sexuales casuales… Los profesionales que

trabajan con adolescentes en Suecia [maestros, trabajadores de la

salud, etc.], reconocen que el fumar y el uso del alcohol a edades

tempranas coinciden con el primer encuentro sexual”

 

 

5

.

“Anticoncepción de emergencia”,

http://vidahumana.org/vidafam/anticon/index.php?option=com_k2&view=item&layout=item&id=518.

4

 

 

 

Vid. portal de VHI, la sección “SIDA”, en el enlace:

http://vidahumana.org/vidafam/sida/index.php?option=com_k2&view=item&layout=item&id=518.

 

5

 

 

EDGARDH, K. “Adolescent Sexual Health in Sweden,” Sex Transm Inf

, 19 de julio

del 2002, 78: 352-356, http://sti.bmj.com/content/78/5/352.full

 

 

.

No cabe la menor duda, el debilitamiento de la fibra moral de la

persona la lleva a la anarquía personal. Se derrumban las defensas

éticas ante el ansia insaciable de placer a toda costa y sin ningún

límite. De hecho, el artículo en cuestión continúa informando acerca

del problema del hedonismo adolescente trasladándose a Noruega,

donde la situación dista mucho de ser mejor. “En Noruega, el proceso

de declararse homosexual públicamente durante la adolescencia

 

 

 

está

vinculado a un aumento de los intentos de suicidio

 

 

, pero este asunto

no se ha investigado en Suecia”5. Ante este panorama tan sombrío en

Noruega, no podemos dejar de pensar que mejor sería que las

autoridades suecas investiguen este problema, y pronto, no vaya a

ser que la misma desgracia ocurra, o esté ocurriendo ya, en Suecia.

¿Reaccionarán las sociedades europeas (y no hablemos de las de

EEUU y Canadá) ante el desastroso resultado de su “educación”

sexual hedonista? ¿Se darán cuenta de que la respuesta a todo ello es

la aceptación y vivencia de una moral integral, que respeta la

dignidad de la persona, del matrimonio entre un hombre y una mujer,

y de la familia? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que si América

Latina, que últimamente ha tomado el mismo camino equivocado de

esos países, no retorna a estos valores, lo mismo les va a suceder a

sus adolescentes, … y también al resto de sus sociedades.

Los autores:

 

 

 

El Dr. Felipe Vizcarrondo es pediatra y miembro de la junta

directiva del

 

 

American College of Pediatricians

(Colegio de

Pediatras de EEUU

 

 

), http://www.acpeds.org.

 

 

 

Adolfo J. Castañeda es director de programas educativos de

A más anticonceptivos más problemas sexuales para los adolescentes, Felipe Vizcarrondo y Adolfo Castañeda
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *